15 bodies que te harán abandonar tus camisetas

Ya no se oculta bajo otras prendas. De algodón, seda o encaje, el body se reinventa cada temporada para aportarnos un añadido de glamour. Adóptalo ya.

Más cómodo que una camisa y más moderno que una camiseta, el body en sus infinitas versiones conquistó definitivamente el corazón de las ‘fashionistas’. Aunque son muchas las mujeres que ponen en duda su utilidad y glamour real (si, nos referimos a una amiga que se niega a llevarlo porque es, al igual que el mono, un infierno para desvestirse), tiene numerosas ventajas. Realza naturalmente la silueta, hace parecer más delgada, es ligero sin dejar de cubrir y se puede llevar en casi cualquier circunstancia. Prenda sexy de lencería por excelencia, el body ha salido a la calle. Bajo americanas, chaquetas y cazadoras de diversas texturas, se luce como una segunda piel. Tan importante como la elección del body es la de la parte de abajo. Apuesta por pantalones o faldas de talle alto. Los vaqueros rectos y los palazzo son los que mejor se adaptan a la tendencia, aunque la minifalda es un básico que también puedes lucir. Permite superponer las capas y algunos tienen la inmensa ventaja de contar con sujetador y braguita integradas. Un todo en uno que puedes lucir en los días más fríos como calurosos del año.

Esta temporada, el terciopelo sigue arrasando. Apura los últimos días del invierno con modelos calentitos y glamurosos, para tus días de fiesta. Con complementos metalizados y pantalones negros, arrasarás. La seda es otro clásico que nunca defrauda. El coste será superior al algodón, pero recuerda que invertir en un bonito body siempre compensa. Al igual que los salones o los vaqueros negros, es un básico de tu fondo de armario. ¿Tu apuesta suprema? El encaje. Atrévete con un modelo con transparencias que deje ver algunas partes estratégicas de tu piel. Ya sabes, sugerir sin enseñar. Así conseguirás el tan preciado chic.

Continúa viendo nuestras galerías