Plisados, la tendencia de la primavera