Moda -- Tendencias

Escote Bardot: 12 prendas para presumir de hombros

La llaman BB. Una mirada felina realzada por un intenso maquillaje negro, una voluminosa melena rubia y carnosos labios firman el retrato de una artista fuera de lo común. Brigitte Bardot protagonizó casi 50 películas y 80 canciones a lo largo de dos décadas. Considerada como un símbolo sexual por todas las generaciones, inspiró, desde sus inicios, tanto a directores como diseñadores. Belleza, sensualidad e inteligencia se condensan en una mujer que rompió todos los prejuicios de su época (le debemos en parte la banalización del biquini). Entre los miles de recuerdos y referencias que nos dejó, y nos sigue dejando con 82 primaveras, convirtió un escote en una institución. El que lleva su apellido es tan audaz y atrevido como ella. Y un verano más, nos enamora.

El escote bardot, que consiste en dejar sus hombros al descubierto, se convirtió en un icono en la década de los 60 gracias a la actriz, quien lo llevaba con un encanto y una elegancia envidiables. Los hombros correspondían a una de las zonas más intimas y sensuales del cuerpo, y dejarlos a la vista de todos, sin tirantes ni mangas, se aparentaba casi a una reivindicación brutal de feminidad. En la actualidad, se sigue asociando a la sensualidad, una sensualidad que roza la sexualidad, sin parecerlo. Y es quizá el gran poder de este escote: se basa en una paradoja. Parece a primera vista mucho menos escandaloso que un maxi escote pero bajo sus aires inocentes, su poder de seducción es inmenso. Nunca deja indiferente.

Al oscilar entre romanticismo y sensualidad, toca combinarlo con prendas y accesorios versátiles, que juegan con los contrastes. Un mini top con escote bardot se puede combinar de maravilla con pantalones de talle alto o una falda tubo, un vestido con cuñas o tacones de aguja según lo rompedora que quieras ser, e incluso un biquini (si no te asustan las marcas del bronceado). Opta por prendas de algodón para lucir este escote con un aire vintage, que no nos convence tanto en su versión de cuero. Tejidos fluidos, que abrazan sutilmente tu cuerpo serán tus mejores aliados. Conviértete en la digna heredera de la leyenda francesa. Y brilla.