Por qué pagaríamos una fortuna por prendas deportivas

El lujo explota el ‘activewear’ a precios desorbitados con el beneplácito de la clientela, que paga mil euros por un chándal sin arquear una ceja. ¿Cómo hemos llegado a esto? ¿Están justificados los precios? Te desvelamos las piezas más deseadas y la explicación al fenómeno.

Continúa viendo nuestras galerías