Sobriedad moderna: menos siempre es más

Prendas sinceras que parecen sencillas, pero que bien estudiadas y de cerca se revelan como auténticas obras de arquitectura costurera. Este estilo invoca una feminidad calmada, esa que se aleja del histrionismo vamp, de la ejecutiva sobreactuada y del sexy histérico de las participantes de Mujeres y hombres y viceversa.

Continúa viendo nuestras galerías