Moda -- Tendencias

Alerta fashion: las 20 tendencias que nunca deberían volver

La moda tiene la gran ventaja de sorprendernos en cada temporada, reinventándose  constantemente. Las tendencias llegan, se van, y vuelven en el momento oportuno para cobrar nuevamente protagonismo, como el choker heredado de los años 2000 o la riñonera de los 80. Algunas, sin embargo, consiguieron destacar durante un par de temporadas, o incluso varios años, pero acabaron por desaparecer de manera durable, por su aspecto poco estético o atractivo. A tan solo tres años de entrar en una nueva década, es el momento oportuno de recordar algunas de estas tendencias que nunca deberían volver a las pasarelas o a las calles.

Aunque algunas tengan un componente emocional importante (seguro que guardas amorosamente un jersey o una gorra vergonzosa en el fondo de tu armario), no han conseguido adaptarse a las exigencias estilísticas de nuestra era, y se quedaron en el paraíso perdido de la moda. ¿A qué nos referimos? A estos pantalones baggys que todas llevamos en algún momento de nuestra adolescencia, de las miles de pulseras que adornaban nuestros brazos o incluso de los peinados que hoy seriamos incapaces de volver a realizar. 

Aviso: si aún sigues una de estas tendencias, estás a tiempo de abandonarla para siempre o de seguir luciéndola incluso sabiendo que no se llevará en las próximas Fashion Weeks (o quizá en las de un par de años). Si has decidido insistir, te recomendamos jugar, y crear un look totalmente vintage inspirado en esta tendencia pasada de moda, pero que combinada con las prendas o accesorios adecuados puede resultar nuevamente interesante. ¿Nunca has renunciado a llevar zapatos de plataforma con medias de rejilla? Cambia los zapatos por un bonito para de stilettos y medias con rejillas más estrechas. Llevados con un vestido ceñido y un abrigo, acertarás sin duda alguna. 

Analicemos con cariño y mucho sentido del humor 20 tendencias directamente sacadas de los años 80, 90 y 2000, que en su momento nos emocionaron y convencieron por su atrevimiento. Y recordemos: la moda es diferente para cada uno. Eres libres de interpretarla según tus gustos, modo de vida y personalidad. No tires esta corbata que llevabas como Avril Lavigne con tu camiseta blanca, sería una pena olvidar estos recuerdos.