Camisa blanca, ¿cómo combinarla a la moda y sin aburrirte?

Te contamos como sacarle el máximo partido a la prenda más clásica de tu armario. Las combinaciones son infinitas.

Imaxtree
Imaxtree

La camisa blanca es esa prenda que conforma los básicos de armario junto a unos tejanos, y que es un  must have para cualquier mujer. Quizá tengas tengas una o incluso varias, pero no sueles recurrir a ella como primera opción porque te parece demasiado aburrida. Pues te equivocas, esta prenda tiene más posibilidades estilísticas de las que te imaginas. 

Seguro que tienes la tradicional camisa masculina, estructurada, de corte recto,  botones y cuello inglés. Este otoño-invierno la hemos visto mucho superpuesta en jerséis de cuello alto, o debajo de crop tops de punto. Llévala abierta o cerrada. Nuestra favorita: apuesta por una versión XXL y a modo de vestido, o mejor, puedes cogérsela a tu chico. Si a esto le añades unas botas mosqueteras por encima de la rodilla en polipiel y una americana oversize, conseguirás un lookazo en tendencia. Otra opción que arrasa en el street style es utilizarla debajo de un chaleco de punto o en looks monocolor junto a unos tejanos y botas estilo cowboy.

 

Te animamos a que inviertas en más de una camisa blanca. Decántate por modelos clásicos que presenten algún detalle que destaque. La inspiración romántica protagoniza este tipo de prenda con las mangas abullonadas, cuello bebé o bordados... Juega con los tejidos: puedes apostar por algún diseño que eleve tu look eligiendo un modelo en organza, plumetti o con transparencias tan en tendencia este año. Si llevas un diseño liso, admitirá grandes accesorios, como collares, pendientes o cinturones sin resultar un outfit cargado.

Las combinaciones son infinitas. La camisa blanca siempre ha sido y será parte de los looks y podemos lucirla durante todo el año, pero es aún más ideal en conjuntos de entre tiempo. Es capaz de adaptarse a la situación. Desde aportar un aire más serio para un dress code de oficina junto a unos pantalones de pinzas, a completar un look de invitada a conjunto con una prenda más especial, como una falda evasé o un pantalón palazzo. También puede convertirse en una opción más sexy si la llevas desabrochada mostrando un bralette o con escote en forma de 'V', perfecta para un plan de noche. 

Sácale partido con tus prendas favoritas. Con un traje de chaqueta conseguirás una estética andrógina pero muy sofisticada, remata con unos stilletos. La camisa blanca también combina a la perfección con  faldas, en versión mini, midi o maxi, tu decides. Por último, su color  admite cualquier tono, especialemnte neutros y los oscuros. 

Rocío Morales

Rocío Morales

Amante de la moda desde que tengo uso de razón. Desde que me puse las gafas moradas no he vuelto a ser la misma. Me encantan los sábados, YouTube y la pasta con boletus.

Continúa leyendo