Tendencias primavera/verano 2021: la elegancia utilitaria de Chanel

El cuello blanco, los bolsillos con logo y el cinturón glamuroso conforman el uniforme más sofisticado del día a día.

Introducido por un vídeo firmado Inez & Vinoodh, con escenas de películas como La Piscina, con Romy Schneider, el desfile primavera/verano 2021 de Chanel rindió homenaje al cine y a sus iconos de estilo. Bajo la cúpula del Grand Palais de París, el letrero, inspirado en el "Hollywood", de Los Ángeles, redescubrimos la esencia de la casa.

Brillaron los clásicos: el tweed, se lució en siluetas amplias con hombreras marcadas, el dúo cromático emblemático de Chanel, el blanco y negro ("El negro lo tiene todo. Y también el blanco. Su belleza es absoluta. Representan la perfecta armonía" decía el icono), pero también las perlas recobraron protagonismo. A ellos, se sumaron motivos más inesperados, que también recordaron el ansia de modernidad e innovación de la casa, entre ellos, el estampado graffiti, declinado en camisetas de corte ancho, una redefinición del rosa y del crop top, lucido por ejemplo por la icónica Jill Kortleve. Las plumas y los lazos sublimaron algunas siluetas, como recordatorio de un glamour atemporal. El número 5 y la camelia, dos grandes símbolos de la casa, retomaron protagonismo, al igual que el rosa pálido.

¿El hilo conductor de la colección? Una elegancia utilitaria, destinada a arrasar con diseños cómodos, fáciles y versátiles, perfectos para todo tipo de ocasiones, sin renunciar a la sofisticación. Destacamos una chaqueta negra, de cuello camisero blanco, recordatorio del look de Catherine Deneuve en Belle de Jour, con botones con logo de doble C y mangas blancas. Los bolsillos, amplios y repartidos por el conjunto contribuyen a reforzar este espíritu comfy. El cinturón glamuroso, ceñido en la cintura, marca la silueta. A él, se suma una falda de corte ceñido, a la altura de las rodillas, que completa un "uniforme" 2.0. Un par de sandalias de tiras finas y un bolso de cadena, en tamaño mini, rematan la silueta.

En tiempos de eterna búsqueda de comodidad, Chanel encuentra la ecuación perfecta. No está reñida con la elegancia.

Continúa leyendo