Hemos encontrado la trenza más ideal con la que querrás ir a todas las bodas (e incluso casarte)

Te contamos cómo puedes conseguirla, ¡porque es súper sencilla!

Imaxtree

Te hemos contado alguna vez cómo hacerte una trenza de raíz en pocos y sencillos pasos (si te has olvidado de cómo, puedes echar un vistazo aquí), básicamente se trata de hacerte con los utensilios que necesitas y dejarlos cerquita de ti (gomas, horquillas y fijador). Con estas tres cosas, no habrá trenza que se te resista, por lo que (como podrás comprobar) hacerte una trenza de raíz es mucho más fácil de lo que parece).

Ahora bien, hablamos de una trenza especial, porque -aunque se parece mucho a la clásica/básica trenza de raíz- hablamos de una trenza de espiga, que difiere algo en la forma. Lo bueno de la trenza de espiga es que, aunque hacerla es muy sencillo, el efecto final es de peinado súper elaborado, por lo que darás el pego muy bien.

Nuestro consejo es que la hagas de forma que puedas dejarla caer sobre el hombro, de forma lateral y que le des un aspecto algo despeinado. Con este tipo de peinado queda súper bien que parezca que no está "fijada" del todo, aunque solo sea un efecto óptico. Para esto, necesitarás un spray fijador bastante fuerte, que deberás pulverizar sobre el cabello tras haber terminado la trenza.

 

Imaxtree

Las trenzas son una de los recogidos perfectos ya que despejan nuestro rostro y son elegantes, modernas y súper favorecedoras. ¡El peinado ideal para una celebración!

Podemos encontrar muchos tipo de ellas y multitud de variaciones sobre las mismas, desde  las más informales a las más sofisticada, como la que te proponemos a continuación. No debes preocuparte por la longitud de tu melena, ya que hoy en día existen postizos y extensiones perfectos para poder lucirlas con toda tranquilidad. Como verás, en las fotos que te proponemos lo bonito de la trenza de espiga es que luzca con una gran cantidad de cabello. Por ello, no dudes en recurrir a postizos si crees que los necesitas pues seguro que el resultado vale mucho la pena.

Paso a paso

La trenza de espiga da mucho juego a la hora de elegir un recogido original, ya que podemos encontrarlas desde en sus formas más sencillas como en las más sofisticadas. Te explicamos cómo puedes hacerla tú misma en casa o, por lo menos, ir probando:

1. En primer lugar, cepilla el pelo a conciencia y dependiendo si la prefieres hacia la espalda o hacia un lateral, desvía el grueso de la melena hacia el hombro donde quieres lucirla o bien deja que caiga verticalmente.

2. Divide en cabello en dos partes, como si fueras a hacerte unas coletas, y sujeta firmemente para que no se entremezclen.

3. Coge un mechón fino de la zona central de cada parte,  pasa el que nos queda a la derecha sobre el que nos quedó en la izquierda  en ambos.

4. Sujeta este primer entrelazado firmemente y tomando un mechón fino de la parte exterior izquierda, entrelázalo con un mechón de la misma parte pero de la zona exterior derecha.

Ahora, solo tienes que seguir haciendo esto hasta que la trenza esté completada. Luego, dale un poco de textura con un spray fijador.

Si no te sale a la primera ¡no te desanimes! Todo es cuestión de práctica.

Continúa leyendo