Novias

Vestidos largos de ensueño para invitadas a bodas de invierno

La temporada de bodas ya no existe. Si hasta hace poco solo había que ponerse de tiros largos durante los meses de primavera y otoño, ahora las ceremonias se reparten a lo largo de todo el año. El invierno se ha revelado como una nueva estación donde los enamorados sellan su amor ante invitados abrigados con sus mejores galas. Lo que no cambia es la etiqueta: de cóctel y con tocado si la ceremonia es por la mañana, y de largo si se celebra por la tarde.

Supongamos que tienes un evento de este tipo y que se celebra a última hora del día… Tenemos buenas noticias. La mayoría de colecciones resort 2018 parecen haber pensado en este tipo de compromisos, y disponemos de una oferta magnífica. Como Gucci, Chanel adapta el look femenino de la Antigua Grecia a las últimas tendencias abogando escotes asimétricos, tiaras y brazaletes de esplendor dorado. Oscar de la Renta o Isabel Marant abrazan los destellos plateados. La primera firma, con lentejuelas que recrean enormes hojas de laurel, y la segunda, con trajes de chaqueta y pantalón (una opción igual de válida y que no debes descartar si renuncias a faldas y vestidos).

Si eres amante del color fucsia, estás de enhorabuena. Givenchy lo decanta en mil versiones, Alexander McQueen lo combina con chaquetas de esmoquin negras, y las diseñadoras de Attico escogen exhibirlo en satén liso, sin aplicaciones, estampados ni complicaciones de ningún tipo. El otro tono que tiñe la temporada es el rosa maquillaje. En Balmain y Christian Dior lo encontrarás aplicado en vestidos de inspiración western, acompañado de flecos infinitos y combinado, incluso, con sombrero vaquero. Alberta Ferretti y Christopher Kane, por su parte, apuestan por este color en un contexto más romántico, acompañado de volantes y toques de pedrería.

 En cuanto a los complementos, sigue las mismas tendencias que en tu estilo cotidiano. Te sugerimos optar por el minimalismo: bolsos versátiles, que funcionen en las grandes ocasiones tanto como en el día a día, zapatos laboriosos o tan cómodos como un buen par de babuchas –queda a tu elección–, y maxipendientes, por supuesto. En este último aspecto, no tienes mucha elección. Toma nota de nuestra selección: