El vestido de novia de la Duquesa de Alba

Ella es la noble con más títulos, su primera boda fue considerada “la boda más cara del mundo”, el vestido de novia de su hija Eugenia sufrió espionaje industrial… la Casa de Alba vuelve a pasar por el altar y ya sabemos quién diseñará el vestido de novia de la Duquesa de Alba.

Vestido de novia de la duquesa de Alba

Ella es la noble con más títulos, su primera boda fue considerada “la boda más cara del mundo”, el vestido de novia de su hija Eugenia sufrió espionaje industrial… la Casa de Alba vuelve a pasar por el altar y ya sabemos quién diseñará el vestido de novia de la Duquesa de Alba.

Victorio&Lucchino son los encargados de diseñar el vestido de novia que la Duquesa de Alba lucirá en su enlace con Alfonso Díez. Será una ceremonia muy discreta, poco que ver con su primera boda.

En 1947, Cayetana Fitz-James Stuart contrajo matrimonio con Luis Martínez de Irujo y Artacoz. The New York Times valoraba el coste de la boda en unos 20 millones de pesetas de la entonces España de posguerra. Era, según Liberation, “la boda más cara del mundo” con 3.000 invitados. En aquella ocasión, la Duquesa de Alba llevaba un vestido de raso natural blanco con encaje de Bruselas del siglo XVIII, velo de tul, cola de cinco metros y la diadema de brillantes y perlas que habían utilizado todas las duquesas de Alba para casarse. Se trata de una joya con una apasionante historia: Napoleón III se la regaló a la emperatriz Eugenia, tía-bisabuela de Cayetana. El vestido valía ciento veinticinco mil pesetas de la época. Era, según las crónicas de la época, la última boda de estilo feudal. No en vano se trataba de la noble con más títulos del mundo: cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa, veinte condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces Grande de España.

En 1978, Cayetana volvía a casarse con Jesús Aguirre. El enlace también fue muy criticado: se trataba de un ex cura once años menor que la duquesa e hijo de una madre soltera. Fue una boda íntima a la que sólo asistió la familia de la Casa de Alba y la madre del novio. La novia llevaba un conjunto de blusa y falda de seda natural, con zapatos y medias negras. Eso sí, lucía unas espectaculares joyas entre las que destacaba una gargantilla de perlas que había pertenecido a su abuela y una pulsera que heredó de su madrina –la reina Victoria Eugenia- y pendientes de lágrimas de perlas.

Vestidos objeto de espionaje industrial

Vestido de novia de la duquesa de Alba

La boda de su hija Eugenia también estuvo rodeada de la polémica. Su vestido de novia llegó a sufrir ¡espionaje industrial! Al final, el vestido elegido para su enlace con el torero Fran Rivera se caracterizó por su estética medieval diseñado por Ungaro completado con una mantilla de encaje sujeta a la diadema de brillantes y perlas con la que se han casado todas las duquesas de Alba.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS