Los cinco mandamientos antes de casarte

Preparar una boda puede generar estrés, nervios innecesarios y noches en blanco. Di adiós a los agobios y sigue nuestros consejos.

Boda

1. DEFINIR BIEN: ¿Será una boda religiosa o civil? ¿Por la mañana o por la noche? ¿Formal o informal? ¿Íntima o multitudinaria? ¿Al aire libre o en un espacio cubierto? Cuantas más preguntas, mejor, y todas las respuestas son válidas.

2. ALEJAR COMPROMISOS: Limita las invitaciones por obligación (laborales y sociales). El éxito de una fiesta está en los asistentes. Tus amigos serán los que se queden sin aliento en la ceremonia, se reirán bajo la lluvia y los que se quedarán contigo hasta el final.

3. WEDDING PLANER: ¿Sí o no? Es importante decidir si vas a organizar tu boda o si vas a confiar en una wedding planner para que te acompañe durante todo el proceso, que coordine el gran día y que marque la diferencia en el evento. Ahorra energía y tiempo.

4. 7 DÍAS LIBRES: La semana previa a la boda dedícate a ti, a tu familia y a tus amigos. Deja el estrés fuera, no pienses en nada más. Una boda es una fiesta y tenemos que disfrutarla, no sufrirla. Un consejo: los últimos siete días olvídate de todo. 

5. TENER UN PLAN B: Los imprevistos pueden surgir y hay que estar preparados. Para ello nada mejor que dejarte acompañar por tu wedding planner el gran día, ella o él se encargarán de todo mientras tú solo te dedicas a reinar y ser la protagonista.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS