Los modelitos de la Royal Wedding

Debería estar terminantemente prohibido que reyes y reinas, principes y princesas se casaran en día laborable. Dada mi incapacidad absoluta para programar el video, la TDT y el DVD -no sé si me dejo algún otro mecanismo reproductor de la imagen y el sonido- todavía no he tenido oportunidad de ver con detenimiento el magno acontecimiento acaecido el viernes pasado. ¡Y mira que me gustan las bodas!

Boda real

Debería estar terminantemente prohibido que reyes y reinas, principes y princesas se casaran en día laborable. Dada mi incapacidad absoluta para programar el video, la TDT y el DVD -no sé si me dejo algún otro mecanismo reproductor de la imagen y el sonido- todavía no he tenido oportunidad de ver con detenimiento el magno acontecimiento acaecido el viernes pasado. ¡Y mira que me gustan las bodas!

De lo que sí tuve tiempo fue de subir, aquí y a Facebook, un par de fotos con dos “estilismos”, uno que me había gustado mucho y otro que no me había gustado nada. He de decir que nunca una foto de las que yo he subido a Facebook ha tenido tantos comentarios ni tan rápidos. Evidentemente esto da mucho que pensar y daría lugar a comentarios más que jugosos pero hoy no tengo tiempo.

El estilismo que me había gustado es el de la Princesa Letizia. A mi amiga Aránzazu, la mala, malísima de los pijamas -si os cuento lo que me ha hecho este fin de semana…-, no le ha gustado porque dice que es muy monjil. Pues yo creo que por eso me ha gustado a mí, porque es justo lo que yo estoy buscando para la Comunión de mi hija: un vestido que tenga mangas -no quiero enseñar brazos-; que llegue, por lo menos, a la rodilla -no quiero enseñar pierna-; y que sea discreto a la par que elegante -vamos, como una misma… mismamente-.

El estilismo que no me gustó es el de las niñas que acompañaban a la radiante novia. Claro, que no me ha gustado a mí ni a las más de cuarenta qué habéis dejado vuestro mordaz comentario en Facebook, ¡anda, que os faltó tiempo! Entre los comentarios hay varios diciendo lo estupenda que es la moda española y que aquí sí que sabemos vestir a lo niños. Amén. Y algunos otros diciendo que el problema es que en Inglaterra no se encuentra ropa infantil bonita. Y aquí es, amigas mías, donde tengo que discrepar. En Inglaterra también hay ropa ideal para los peques y se puede encontrar en el mismísimo London. ¿Te imaginas, ir de compras y encontrarte con Kate y William?

Mirad que fotos a la derecha de estas líneas:

Muchas habréis pensado que estas fotos están sacadas de algún catálogo español ¿verdad? Pues, aunque una de las diseñadoras es española, la página es inglesa: www.amaiakids.co.uk

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS