Esta es la tiara elegida por Rebecca Bettarini y el gran Duque Jorge de Rusia para su boda imperial en octubre

El heredero de los Romanov contraerá matrimonio el día 1 de octubre en la catedral de San Isaac en San Petersburgo y ha confiado en esta firma de Alta Joyería para la ocasión.

El día 1 de octubre de 2021 se celebra la boda imperial del Gran Duque George Mikhailovich, heredero de los Romanov con Rebecca Victoria Romanovna Bettarini y la celebración tendrá lugar en la catedral de San Isaac en San Petersburgo, una localización emblemática acorde con la importancia del evento. A menos de cinco días de la ceremonia, los novios están culminando los últimos detalles de la celebración, entre los que se encuentra la elección de la tiara que lucirá la novia a modo de tocado nupcial en el enlace.  

Para la ocasión, la novia Rebecca Bettarini ha confiado en la firma de Alta Joyería Chaumet, que ha sido la joyería oficial de la emperatriz Josefina y de Napoleón, muy distinguida por el arte de la tiara, joya soberana por excelencia. Anteriormente, contó con varios miembros de la Casa de Romanov entre su clientela histórica. La Gran Duquesa Vladimir, tatarabuela del Gran Duque Jorge Mijáilovich, fue una fiel clienta de Chaumet. Su espectacular tiara en forma de cascada, de 1911, es una de las más destacadas, al igual que la tiara en forma de sol creada en 1914 para la boda de la princesa Irina Yusupova, sobrina del zar Nicolás II.

Tiara Lacis: boda imperial rusa
Gtres

Los detalles de la tiara de Rebecca Bettarini 

Para celebrar el día de su boda y colocar a conjunto con su traje nupcial, Rebecca Bettarini ha elegido llevar la tiara Lacis, una pieza de Alta Joyería excepcional creada recientemente por Chaumet. Se trata de una revisión moderna de la forma del tradicional kokoshnik ruso, que se eleva para evocar el volumen de una vela soplada por el viento. Un homenaje a la base naval de San Petersburgo, donde sirve el Gran Duque Jorge Mijáilovich, heredero de los Romanov.

Tiara Lacis: boda imperial rusa
Gtres

Esta creación de Alta Joyería está engastada con dos diamantes de excepcional claridad: un diamante ovalado de 5,02 quilates D VVS1 y un diamante en forma de pera de 2,21 quilates D VVS2, enriquecidos con 438 diamantes en pavé (que suman 27,03 quilates). El efecto visual es de ligereza, resultado de la montura de malla de oro blanco realizada con la técnica del fil couteau, un virtuosismo emblemático de la Maison, que parece hacer desaparecer el metal para dejar brillar las piedras preciosas.

Tiara Lacis: boda imperial rusa
Cortesía de Chaumet

Continúa leyendo