Variedad de tendencias visten la New York Bridal Week

Las grandes firmas de moda han presentado en Nueva York sus colecciones de boda en la New York Bridal Week que invitan a todas las novias a coger ideas para la primavera/verano de 2015

New York Bridal Week

La Gran Manzana ha reunido desde el pasado 11 de abril en la New York Bridal Week a lo más exclusivo del panorama internacional, dónde se han desvelado las primeras colecciones de vestidos de novia para 2015 y también las nuevas tendencias en decoración y gastronomía nupcial. La lista de firmas presentes durante la feria neoyorquina es larga y cada edición abarca más nombres que tienen que presentar sus propias colecciones en un calendario algo más disperso y difícil de seguir que el de otras ferias. Los diseñadores eligen donde quieren presentar su nueva línea de ropa ya sea en una pasarela multitudinaria o bien, en un evento más íntimo como su propio showroom.

Sin haber pasado 24 horas del final de la pasarela nupcial de Londres, la New York Bridal Week ha presentado los primeros vestidos de novia que se esperan para el año que viene destacando el aluvión de tendencias y siguiendo en alza, como en los últimos años, las tendencias prêt-à-porter y el high end que han servido de inspiración a un buen número de colecciones e incluso algunos se han atrevido a replicar los bestseller más populares de la moda.

La diseñadora Carolina Herrera, amante de la novia clásica, nos muestra vestidos desde voluminosos en las faldas hasta ceñidos al cuerpo que parecen sacados de un cuento de princesas. Con la elegancia habitual de la firma, muchos de sus vestidos tienen frentes simples y sensuales espaldas descubiertas y, además, ofrecen diferentes texturas: encajes, bordados, volantes, lazos y variedad en los escotes: corazón, palabra de honor, en uve, y cuello barco. En la misma línea, Oscar de la Renta propuso con sus vestidos de ensueño adaptarse a todo tipo de novias: encajes y bordados para las más románticas, pedrería y tejidos vaporosos para las más sofisticadas e incluso se atrevió con trajes cuidados pero sencillos para aquellas novias que quieran celebrar una boda más hippie en la playa. Su colección estuvo encabezada por un selecto grupo de novias de inspiración marinera, con vestidos camiseros en punto de algodón, crop-tops y faldas pareo, que se atrevían a sustituir el bouquet por un collar de flores.

Vera Wang es fiel a su sello personal y refleja en su colección a una novia con estilo y personalidad. Desde vestidos en los que el volumen y los drapeados juegan un papel fundamental hasta las líneas puras y sencillas que rodean la figura, la diseñadora quiere que la mujer vista un traje tan especial como lo es el día de su boda. Reem Acra, por su parte, se decanta por vestidos sofisticados, en variedad de tejidos, que envuelven a la mujer marcando las caderas de una manera elegante pero que no deja de ser sexy. Alberta Ferretti en consonancia con su firma poética, floral y ultra femenina presentó siluetas llenas de encanto bohemio para la primavera / verano de 2015. En un decorado de un cielo azul salpicado de nubes, las modelos de Jenny Packham aparecieron en la pasarela como ninfas celestiales, en una colección sublime con detalles sutiles y vestidos de lentejuelas delicadas.

Marchesa, una popular marca de Nueva York para los vestida de boda, mantuvo las siluetas sensuales para la primavera/verano de 2015 con vestidos de tul en corte de sirena y encajes delicados inspirados en el vestido de novia de Grace Kelly. Temerpley, una firma muy demandada por las novias londinenses, presentó un refinado estilos retro para su colección de boda para la próxima temporada. Una presentación que podemos ver en los recortes de las muñeca y en la decoración al más puro estilo imperio. Las espaldas descubiertas también han sido protagonistas en 2015, apareciendo en los vestidos cubiertos de pedrería, perlas y flores de Naeem Khan o los pronunciados escotes traseros con transparencias de Kenneth Poole. Otras colecciones que han destacado en la New York Bridal Week son las de Inés di Santo, con un abanico de colores en su colección inspirado en los jardines más bellos del mundo,las faldas de línea A y las transparencias veladas de Ángel Sánchez, las damas de honor de Amsale, o los vestidos en color pistacho y hortensia de Monique Lhuillier.

La New York Bridal Week ha sido una ocasión perfecta para que las novias que tienen pensado casarse el próximo año, tomen notas de las tendencias que proponen los grandes diseñadores para estar deslumbrantes en el día de su boda.

Etiquetas: Vestidos

Continúa leyendo...

COMENTARIOS