Vídeo de la semana

Estos vestidos de novia están inspirados en los locos años 20 (y son perfectos para novias poco tradicionales)

Con mucho movimiento, atrevidos y perfectos para las novias más divertidas, ¡así son los trajes de novia inspirados en los años 20!

Vestidos de novia años 20
Vintageous Classic | Pinterest

Parece que las tendencias más vintage vuelven a estar presente en la moda de hoy en día... Ya vimos en esta pasada temporada como las plumas, los flecos y la pedrería, tan característica de los años 20, volvía a aparecer en nuestras prendas, accesorios e incluso calzado. Y ahora... Esta década se adentra también en el terreno nupcial, y solo nos queda decir, ¡qué vivan los locos años 20!

La firma que se ha inspirado en este viaje en el tiempo es la marca Hinsomnia que ha preparado una colección de vestidos de novia y de invitada con la cual nos ha conseguido trasladar a una época dónde las mujeres consiguieron liberarse y disfrutar de su vida intensamente. Una colección que consta de cinco vestidos diferentes, cada uno con su propia historia.  

 

Vestido de novia años 20
Hinsomnia

En palabras de la diseñadora de la marca, Blanca Molina: "En Hinsomnia ponemos toda nuestra pasión y dedicación para conseguir un acabado perfecto en cada puntada, creando un lujo honesto y sencillo". Consiguiendo crear así, piezas que destacan en el mercado de la moda y las novias, debido a su gran calidad con tejidos naturales y cuidado en el proceso de confección. Sin olvidar la originalidad de cada modelo. 

Bajo el título de Charleston, el primer diseño de la firma está inspirado en el ritmo y la despreocupación de las mujeres bailando, como su nombre indica, hasta el amanecer en la década de los años 20. Se trata de un vestido corto con escote asimétrico con una sola manga, drapeado y con una sobrefalda de flecos de seda que llegan hasta el suelo. Confeccionado en un tejido crepe en el interior y en un tejido gasa en el exterior, es decir, tejidos completamente naturales.

Este primer modelo está disponible en blanco marfil, perfecto para todas aquellas novias que busquen un estilismo de aire vintage muy divertido y sofisticado para su boda. Pero también la firma dispone esta pieza en un segundo tono, en negro mate, ambos disponibles por un precio de 289 euros. Sea el color que sea, Charleston es un diseño muy elegante, cuyas opciones de combinarlo parecen casi infinitas. Nosotros apostamos por unas sandalias de tacón fino y a modo de accesorio, unas joyas sutiles con un toque de color y mucho brillo que añadirá un toque de sofisticación.

Vestido de novia años 20
Charleston | Hinsomnia
Vestido de invitada años 20
Charleston | Hinsomnia

Mientras que el segundo traje, bautizado bajo el nombre Flapper, también es todo un éxito. Se trata de un diseño que nos conquista por sus plumas coloridas y por su espalda abierta con tirante spaghetti cruzado. Aunque no es un vestido de novia como tal, ¡es perfecto para todas aquellas novias atrevidas que quieran apostar por un toque de color en su vestido! Algo que ya han hecho celebrities del Hollywood clásico como Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn o Marilyn Monroe

Está confeccionado en satén y tiene un corte mini. Las plumas son naturales y en ellas se mezclan tonos pasteles: malva, azul cielo, amarillo y rosa palo. Su precio es de 259 euros y está disponible en pre venta.

El nombre de este traje, inspirado por las propias flappers, aquellas mujeres que se arriesgaron a lucir prendas por encima de la rodilla, a llevar el pelo de corte bob o garçon y a maquillarse más de la cuenta, con labios rojo pasión y ojos remarcados de colores oscuros. Al fin y al cabo, ellas fueron las auténticas protagonistas del movimiento de los años 20

 

Vestido de novia años 20
Flapper | Hinsomnia
Paula Reig

Paula Reig

Escribir es lo que más me gusta en el mundo junto a un buen café sin nada de azúcar. Nací en ese vacío legal entre los millennials y la generación Z y todavía sigo buscando mi hueco en el mundo. Lo que tengo claro es que sea donde sea, tendrá un gran armario (o incluso, un vestidor).

Continúa leyendo