¿Boda de verano? Tenemos los vestidos que podrás reutilizar

Estampados, lisos, midi, maxi y cortos... de todos los estilos y tejidos, si tienes una boda de verano, olvídate de piezas que se queden guardadas en el armario y escoge diseños que, combinados adecuadamente, sirvan para todas las ocasiones imaginables.

Los zapatos, las joyas, los bolsos y los accesorios juegan un papel determinante en tu look. Y además, con las altas temperaturas, las telas fresquitas y los diseños midi pueden ser una opción perfecta para no pasar desapercibida con tu estilismo. Además, si no quieres que el look suponga una gran inversión y quieres volver a ponerte el vestido en tu día a día, solo necesitas pensar detenidamente en cómo combinarlo para que sirva en ambas ocasiones.

Las flores y los encajes son opciones perfectas, pero si eres más atrevida, los prints multicolor e incluso en clave animal podrían ser perfectos para una ocasión así. Eso sí, como sabes, olvida los colores blancos o marfiles, aunque no hace falta que renuncies a los tonos oscuros si es una boda de tarde-noche. Aunque siempre puedes hacer como Victoria Beckham en la boda de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo y apostar por un diseño azul marino en una boda de día, rompiendo así el protocolo. Una cosa es segura, si lo haces, concentrarás las miradas en tu look y te convertirás en el centro de atención indiscutible.

Si prefieres pasar desapercibida con un estilismo más lady, un vestido de encaje corto en un color pastel puede ser tu aliado. Con una corona de flores y alguna cadena, crearás un estilismo de lo más romántico que te hará destacar por su originalidad. Si no sabes muy bien como crearlo, Blanca Suárez llevó hace unos años en una boda un estilismo similar. Con un vestido gris de encaje y una corona de flores maxi la actriz creó uno de sus estilismos más míticos, perfecto además, para una boda de verano. ¿Te apuntas?

Continúa viendo nuestras galerías