La lencería de novia más sexy para una noche de bodas inolvidable

Tic tac…. ¡Te casas! Toda la vida pensando en tu boda, qué vestido te pondrías, cual sería el lugar elegido, el recogido, el maquillaje, tu media naranja a la que le dirías un rotundo "sí quiero" y, por supuesto, la lencería con la que le sorprenderías en la noche de bodas o ¿esto último nunca había supuesto un dolor de cabeza para ti?.

Pues tanto si ya lo habías pensado como si todavía lo tenías un poco en el limbo, he de decirte que la lencería el día de la boda, importa y mucho. Es una de las noches más especiales que vas a tener con tu ahora marido, ya que aunque seais una pareja activa, esa noche de recién casados nunca la vais a olvidar por lo especial que es.

Hoy en día la lencería es todo un mundo por descubrir más que nada porque hemos dado un paso agigantado, y ya no es que enseñemos nuestra ropa interior sino que, ahora, la hemos convertido en una parte inolvidable de nuestro outfit. Distintas marcas han apostado por esos bralettes, o sujetadores sin relleno, que se ponen absolutamente con todo y no hace faltar ocultar. Una tendencia que sin duda alguna aporta comodidad y por supuesto empoderamiento a todas las mujeres, y que a pesar de estar de moda entre los "street style" más cool del momento, debemos incluir en nuestro conjunto para la noche de bodas.

Si eres de las más arriesgadas optarás por una lencería de colores fuertes como rojo pasión, negro u otros colores oscuros, y de lo contario si eres más romántica preferirás escoger para esa noche, un conjunto más clarito en tonos pastel (y nuestros elegidos te van a encantar).

Realmente la lencería nos da todo un abanico de opciones que nos lo pone muy muy difícil a la hora de elegir, pero que nos hará sentir las mujeres más sexis y especiales del momento, por ello hemos preparado unas cuantas opciones que te van a ayudar a elegir el conjunto idóneo y con el que tu pareja no te va a quitar la mirada de encima. Apunta todos y cada uno de ellos, y tranquila porque en esta ocasión para presumir no hay que sufrir y son todos comodísimos.

Continúa viendo nuestras galerías