Vuelve la novia princesa

Los vestidos minimal ya no están de moda.

De pequeñas casi todas las niñas sueñan con que el día de su boda irán vestidas como una princesa. La pomposidad y el volumen XXL de las telas suelen ser dos de los imprescindibles de estas fantasias, y es que, cuánto más grande, mejor. En los 90 esta tendencia llegó de verdad a las ceremonias, aunque para desaparecer poco después.

Sin embargo, ha regresado. Los grandes vestidos de novia de corte princesa han hecho su aparición poco a poco hasta convertirse de nuevo en unos de los más demandados por las novias. Repasamos los más curiosos de antes y de ahora.

Continúa viendo nuestras galerías