Boris Johnson y Carrie Symonds celebran su boda en secreto (con un estilo bohemio espectacular)

El primer ministro de Reino Unido contrajo matrimonio ayer con la activista política en una ceremonia secreta en la catedral de Westminster.

El primer ministro de Reino Unido ha dado el paso definitivo en su relación y se ha casado en secreto con Carrie Symonds en una ceremonia que tuvo lugar el sábado por la tarde en la catedral de Westminster. Boris Johnson, conocido en el mundo del corazón por sus dos divorcios y su historial de infidelidades, ha sorprendido al país contrayendo matrimonio con la activista política con la cual llevaba prometido desde diciembre del año 2019. 

No obstante, el primer ministro ha podido celebrar una ceremonia católica a pesar de ser su tercer matrimonio, puesto que los otros dos enlaces no ocurrieron en lugares reconocidos por la Iglesia. Por lo que a todos los efectos, era como si fuera la primera vez que Boris Johnson daba el "sí quiero". La velada destacó sobre todo por el secretismo, ya que la pareja deseaba que se tratara de un evento íntimo y familiar, rodeado de los mejores amigos y su círculo más cercano. 

Boris Johnson y Carrie Symonds Boda secreta
Boris Johnson y Carrie Symonds | Gtres

¿Cómo consiguieron mantener el secreto? 

Para empezar, Boris Johnson y Carrie Symonds enviaron unas tarjetas de recordatorio a los invitados con una fecha errónea, para despistar a los paparazzi de la prensa británica. Las invitaciones señalaban la ceremonia en el día 30 de julio del año que viene, en 2022, cuando la fecha real era en realidad, el 29 de mayo de 2021.

¿Por qué escogieron esta fecha? Parece que el primer ministro y la activista lo tenían todo planeado y marcaron esa fecha porque era cuando tenía lugar la final de la Champions League entre dos partidos de fútbol nacionales, el Chelsea y el Manchester City. Por lo tanto, Reino Unido (y su prensa) estaría muy concentrado en este acto deportivo como para fijarse en lo que estuvieran haciendo los demás. 

 

Por si acaso, para asegurarse de que el evento sería secreto, la pareja avisó a sus invitados con tan solo unas horas de antelación y cuando llegaron, cerraron todas las puertas de la catedral. De esta forma, evitaron filtraciones a la prensa. Además, para mantener las medidas de seguridad impuestas para evitar los contagios de covid-19, Boris Johnson y Carrie Symonds tan solo invitaron a treinta personas a asistir a la boda, entre los que se encuentran, Stanley Johnson, el padre del primer ministro, y sus hermanos Leo, Jo y Rachel.

El estilo bohemio de la boda

La novia acudió a la pequeña capilla, bautizada como Lady Chapel, en una limusina y sorprendió a sus invitados con su look nupcial de estilo bohemio. En primer lugar, la activista política decidió no utilizar un velo como complemento bridal y lo sustituyó por una maxi corona de flores muy hippie que acompañaba a la perfección el carácter del estilismo, con su larga melena rubia peinada con ondas naturales

Boris Johnson y Carrie Symonds boda secreta
Boris Johnson y Carrie Symonds | Getty Images

Respecto al vestido de novia, Carrie Symonds escogió un vestido bohemio de manga larga amplia de volantes con encajes y bordados perforados en el cuerpo, firmado por el diseñador griego Christos Costarellos. Pero además, la activista quiso dar un toque verde y sostenible a su ceremonia y en lugar de comprar el traje, cuyo precio ronda los 3.300 euros, de acuerdo a los medios británicos, la novia decidió alquilar el vestido

Carrie Symonds vestido de novia
Boris Johnson y Carrie Symonds | Getty Images

Continúa leyendo