Iluminación en una boda: ideas y consejos

Consigue una atmósfera misteriosa y romántica como en los cuentos de Oriente. Las posibilidades son ilimitadas.

Iluminación en una boda: ideas y consejos

Sira Antequera, Wedding Planner de Sí! Quiero desvela los misterios de una boda digna de las Mil y una noches.  Las luces correctas pueden definir el ambiente. Fantasía, imaginación, ensueño… Las ceremonias nocturnas están envueltas de ese je ne sais quoi que no se puede conseguir durante el día. Su secreto reside en la iluminación, una parte fundamental de la decoración, a pesar de que sea la gran olvidada en numerosas ocasiones.

La iluminación es el primer concepto decorativo. Con las luces creamos una estructura espacial inmediata, damos profundidad, acercamos, calentamos espacios, diseñamos jardines… Es un generador de atmósferas instantáneo. Tanto en la propia ceremonia como en el catering, las luces tendrán el papel protagonista en sus innumerables variantes. Ya sea a partir de elementos decorativos tan sencillos, pero elegantes, como las velas, hasta candelabros o lámparas colgantes. El ambiente reside en la iluminación y dispone de múltiples posibilidades: decorativa, en el caso de fachadas o jardines; focal, a la hora de crear puntos de atención; matizada en las mesas; creativa en la zona de fiesta, etc.. Lo más importante es escoger la opción que mejor encaje con vuestro estilo para que ese día todo fluya con normalidad.

Más iluminación para una boda

La iluminación también sigue el dictado de la moda. Para la próxima temporada, Sira tiene muy claro cuáles serán las tendencias favoritas en el mundo de las bodas. “Sobre todo iluminación decorativa en fachadas y jardines para diseñar el espacio, iluminaciones focales en mesas, lámparas de araña, velas para generar calidez, bombillas y fairylights, proyección de gobos e incluso conceptos como el mapping que, si bien no es iluminación, juega con luz y proyecciones en fachadas de gran tamaño”.

El fuego, por ejemplo, puede llegar a tomar mil formas en una boda. Desde velas hasta hogueras, antorchas, fuegos artificiales e, incluso, proyecciones de globos. Según nuestra Wedding Planner, “esta última opción es muy divertida y emocionante, ya que hace participar a los propios invitados. ¡Es un momento inolvidable!”.

¿El mejor consejo? Mantener una mirada atemporal es imprescindible. Y en segundo lugar pensar en el concepto que queremos desarrollar. En bodas con una voluntad campestre, silvestre y muy informal, las tiras de bombillas tienen un sentido lógico, que en una boda con un deseo de elegancia no tendrían cabida. Lo más importante es definir el objetivo que pretendemos, medios hay muchos, pero tendremos que utilizarlos de modo distinto en cada caso.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS