¿Música en directo o un DJ para tu boda?

Dar respuesta a esta pregunta es una de las preocupaciones de muchas parejas a la hora de planificar su boda. Hablamos con la experta.

Consejos música en una boda

Poner una banda sonora a tu boda es un elemento imprescindible para amenizar la velada. Sira Antequera, Wedding Planner de Sí! Quiero sigue al pie de la letra una cita del filósofo Nietzsche: “Sin música la vida sería un error”. Por esa razón, para ella la música es un elemento indispensable en una boda, ya que será la encargada de amenizar los diferentes momentos de la velada.

¿Música en directo o un DJ? “A la hora de elegir, deberemos tener en cuenta los gustos de los novios y, sobre todo, el presupuesto con que el que se cuenta”, explica Sira.

La música en directo crea una atmósfera que nos envuelve y nos prepara emocionalmente. Esta puede ser una de esas decisiones que sorprenda positivamente a vuestros invitados. “Hay que pensar que la música en directo genera una respuesta física inmediata, una vibración, una resonancia en el cuerpo que nos abre y multiplica la emoción”. Eso sí, deben ser buenos músicos, si no, siempre mejor un gran DJ." afirma Sira. Es esencial controlar las ubicaciones, los montajes y por supuesto las pruebas de sonido o la iluminación. Pero que no cunda el pánico porque de todos estos aspectos se ocupara tu organizadora de boda. Si lo estáis organizando vosotros solos, os recomendamos ser muy metódicos y preguntar a los músicos si podéis acudir a ver alguno de sus conciertos antes de contratar nada.

Comienzo de la ceremonia: Es el momento más importante del día y la música tiene un papel fundamental. Es la mejor manera de que tus invitados escuchen y no se aburran. La música enmarca los momentos más importantes, permite relajarse y disfrutar tanto de lo que vemos, como de los que oímos.

¿Qué canción? Podéis elegir la canción que más os guste o la que mejor os defina pero, “por favor, huid de los tópicos como el Ave María de Schubert”, añade Sira Antequera. Dependiendo de si la ceremonia es civil o religiosa, siempre podremos ser más o menos originales. ¿Nuestro consejo? “Siempre consulta, así no te llevarás ninguna sorpresa”.

Cuartetos de cuerda, gospel, coros rocieros, soprano o tenor, piano… ¡La lista de posibilidades es infinita!

El cóctel: optad por “ritmos suaves pero que inciten a la conversación”. Jazz, Bossa Nova, Lounge Music, Trip Hop, Chill out, músicas étnicas, clásicas, piano contemporáneo, boleros, pop... ¡Será difícil escoger solo una!

La cena: ¿Con música? ¡Sí, claro! “Llegados a este punto de la boda, la música tendrá una función de acompañamiento, no es un concierto”. Habrá que realizar un adecuado diseño de montaje para no atronar a las mesas más cercanas. “El objetivo es acompañar mientras cenáis o almorzáis, haciendo de marco a las conversaciones, por lo que debe ser suave en ritmos, y en potencia y volumen”.

El baile: ¿Tenéis una canción? Usadla para abrir el baile. ¿No la tenéis? No pasa nada, la que elijáis lo será… El mejor consejo que puede darnos Sira Antequera es este: “que os guste, que tenga ritmo (unas clases ayudan a superar el miedo escénico, sobre todo el masculino) y poned atención a la letra de la canción. A veces creemos que son románticas y es todo lo contrario”.

La fiesta: La fiesta es el punto que todos estamos esperando. “Un fiestón que dure hasta el alba. ¿Verdad?. ” Para conseguirlo es imprescindible disponer de buena música en directo o un buen DJ. Este último será el encargado de haceros bailar, que va a provocar que bailéis aunque no tengáis ganas. Solo hay que saber encontrarlos y elegirlos.

¡Música maestro!

Etiquetas: wedding planner

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS