Tu boda puede ser un festival gastronómico

El menu de una boda debe ser uno de los principales puntos a tener en cuenta. Aquí tienes los mejores consejos para ganarte a los invitados por el estómago.

Catering boda

Con el paso del tiempo, aunque sea difícil creerlo, el catering es uno de los aspectos que permanecerá en la memoria tras la boda. El ánimo de los invitados puede variar mucho dependiendo de la comida que se haya ofrecido. En España existe una oferta gastronómica variada y de gran calidad. ¿Por qué no aprovecharla? “Cuida el catering y el menú”, afirma Sira Antequera, Wedding Planner de Sí! Quiero sin dudarlo un momento. La especialista en bodas comparte con nosotros sus consejos más sinceros.

Catering

Cada vez son más, las parejas escogen un cóctel con estaciones como la modalidad que reinará en su boda. “El no sentar a los invitados a una cena tradicional da lugar a una celebración más dinámica, más fresca, donde el cambio de grupos es constante y se puede pasar más tiempo con el resto de invitados”, explica Sira Antequera. Si la música que acompaña es buena y la organización adecuada, un montaje en cóctel a base de estaciones puede ser un éxito.

¿Qué se necesita para lograrlo? Corners especializados con alimentos muy seleccionados, showcooking y presentación muy atractiva, así como la presencia de caprichos delicatessen.

Catering boda

En cuanto a la organización de las mesas, los novios demandan cada vez más mesas cuadradas o rectangulares. “Es una opción estética que penaliza bastante la conversación, porque reduce el radio de diálogo a menos personas —hay que tenerlo en cuenta de cara a la diversión y valoración de los invitados—, pero estéticamente son tendencia”.

Sweet...

“La belleza complace los ojos, la dulzura encadena el alma”, decía Voltaire. De igual modo piensa Sira Antequera, por esa razón, sus postres siempre son la guinda del pastel. Tanto en nuestra vida como en cualquier celebración, el dulce es imprescindible.

La gran tendencia en bodas, son buffets de postres muy amplios, con semifríos y helados. Para ello, se puede utilizar como base la repostería francesa aunque las wedding cakes, los cupcakes y otros dulces americanos y británicos, también, tienen una fuerte presencia estética para ese día tan especial. No obstante, estos últimos tienen “menos profundidad en calidad y sabor, por lo que es preferible ponerlos solo para tartas de corte o como acompañante, pero yo no los recomiendo para sustituir al postre”, comenta Sira.

No te olvides de la barra libre con golosinas, otros dulces y frutos secos. Tus invitados lo agradecerán…”.

Bebida

¿Qué sería una boda sin brindar por sus protagonistas? “El gran rey de las bodas sigue siendo el champagne, pero el abanico de posibilidades es amplísimo”, comenta Sira Antequera. Para esta clase de celebraciones se mantiene la tendencia social, entre ellas, las barras de gin tonics son muy solicitadas. Barras de coctelería con una gama de productos preseleccionados para los invitados o “combinados originales que se salgan de lo habitual son un verdadero acierto”.

Si los novios han escogido la opción de los welcome drinks o aperitivos de bienvenida, la mejor decisión es aportar notas de color con limonadas de colores frescos, zumos de fruta natural cuando hablamos de coctelería sin alcohol y spritzs como una verdadera tendencia entre los aperitivos. Gracias a estos consejos, conseguiréis que el día de vuestra boda se convierta en un auténtico festival gastronómico tanto para los más pequeños como para los adultos.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS