Consejos infalibles si quieres casarte en verano

Hacer frente a las altas temperaturas en verano puede ser complicado. Y más si tenemos que lidiar con el calor en una boda.

No obstante si sigues algunos consejos a la hora de organizar la boda, las altas temperaturas darán igual y podréis pasar momentos magníficos sin sufirir por el calor. Uno de los tips más importantes es que si se puede, la boda sea de tarde, cuando el sol ya haya caído. Con esto evitarás que os de directamente y las temperaturas comenzarán a bajar. Sobre todo si es una boda al aire libre. El encanto de un buen decorado al caer la noche será otro punto a tu favor a la hora de crear un ambiente nocturno con mucha magia.

Farolillos vintage, guirnaldas de colores, lámparas, luces... todo lo que ilumine está permitido al ser una boda nocturna. Cuánto más iluminado esté, más acogedor será. Si repartes abanicos para el calor, mantienes a tus invitados hidratados y evitas las horas más calurosas del día todo irá viento en popa. Y la celebración será de 10.

Si optas por una carpa cubierta para cenar debajo, procura que esté bien ventilada, siempre puedes poner ventiladores de calle para que muevan el aire, la sensación térmica dismunuya y el bochorno desaparezca. Hay muchos consejos que puedes seguir para que todo vaya viento en popa (en nuestra galería los desvelamos todos), pero lo más importante es que todo el mundo disfrute y sea un día para el recuerdo.

¡Vivan los novios!

Continúa viendo nuestras galerías