Novias -- Wedding planner

Las bodas más extravagantes de las celebrities

A las celebrities les encanta el glamour, el exceso y el oropel. Si a este singular gusto unimos la oportunidad de organizar su enlace matrimonial, las celebrities nos sorprenden siempre con bodas extravagantes o curiosas.Por ello Zankyou ha elaborado esta divertida lista con los famosos más excéntricos y sus bodas.

Tom Cruise, Mariah Carey o Kim Kardashian protagonizaron bodas dignas de películas de Hollywood por su presupuesto e infraestructura, pero también están las excentricidades de estrellas como Pamela Anderson que, directamente optó por casarse en bikini.

Pero no son los únicos porque además de las clásicas bodas hechas a golpe de talonario en las que sólo importaba "la puesta en escena" también hay bodas extravagantes precisamente por lo poco comunes que son. ¿Quién no recuerda la romántica, sencilla, natural e inesperada boda entre Elsa Pataky y Chris Hemsworth?

Volviendo al terreno excéntrico, bodas como la de Slama Hayek y el empresario Francois-Henri Pinault consiguieron captar todas las miradas. En esta ocasión Venecia se convertía en el escenario más romántico. Pero no es la primera vez que la ciudad italiana se llena de celebs con propósitos de matrimonio. Uno de los últimos en elegir Venecia fue George Clooney. Él y Amal derrocharon glamour desde el primer día que pusieron un pie en la ciudad. 

A veces, sin embargo, lo que resulta más curioso no es el lugar en el que se celebrar la ceremonia, el vestido de la novia o la comida que se sirve sino, algo tan particular como la brevedad. Yoko Ono y John Lenon batieron records y es que, antes de que la prensa se percatara del enlace, ambos aparecieron posando con los papeles del juzgado. Otros famosos prefieren bodas mucho más largas, a poder ser, que duren varios días. No sabemos si la de Kim Kardashian y Kanye West duraron tanto, pero desde luego el despliegue de su enlace fue digno de entrar en la lista Forbes.

El vestido es, evidentemente, uno de los puntos más comentados de una boda. Desde los pomposos y ochenteros como el de Mariah Carey, hasta los sensuales y entallados como el de Sofía Vergara o, el único e inigualable vestido de Sarah Jessica Parker. La protagonista de Sexo en Nueva York se casó nada más y nada menos que vestida de negro, como se hiciera antaño.