Marie Claire

6 señales que indican que debes poner fin a tu relación

Tomar esta decisión siempre es difícil, pero existen factores decisivos que indican que ha llegado el momento.

Las rupturas sentimentales no siempre son culpa de una sola persona. Tampoco los motivos que provocan una separación concreta son insalvables para todo el mundo. De hecho, los grandes y más frecuentes desencadenantes como una infidelidad o una adicción pueden superarse si los valores fundamentales para los miembros de una pareja están alineados y cuentan con el respeto mutuo.Sin embargo, existen una serie de problemas que pueden convertirse en crónicos con el tiempo, provocando que se acumulen frustraciones y decepciones hasta alcanzar un punto de 'no retorno' en el que la separación es la mejor solución para que dos personas sean felices.Si sospechas que vuestro vínculo está cerca de alcanzar este punto de ruptura, esta lista de desencadenantes puede ayudarte a tomar la decisión de si debes seguir adelante o poner punto y final. Lo intentas, pero no puedes perdonarA pesar de que esté todo hablado y aparentemente solucionado, es posible que no puedas superar una traición o un abuso de confianza por parte de tu pareja. Si las conversaciones sobre este tema son interminables, si se ha disculpado sinceramente en numerosas ocasiones o, incluso, habéis pedido asesoramiento profesional pero, simplemente eres incapaz de perdonar, olvidar y apostar por la relación, este podría ser el momento de romper. En estas situaciones, restablecer la confianza en el otro es muy difícil, por lo que construir la relación sobre una base sólida parece imposible. Cuando descubres una gran mentiraOcultar deliberadamente una información personal relevante durante años, u omitir detalles que afectan a las vidas de ambos pueden erosionar seriamente la confianza que existe en la pareja.

Sin embargo, existen una serie de problemas que pueden convertirse en crónicos con el tiempo, provocando que se acumulen frustraciones y decepciones hasta alcanzar un punto de 'no retorno' en el que la separación es la mejor solución para que dos personas sean felices.

Si sospechas que vuestro vínculo está cerca de alcanzar este punto de ruptura, esta lista de desencadenantes puede ayudarte a tomar la decisión de si debes seguir adelante o poner punto y final.

A pesar de que esté todo hablado y aparentemente solucionado, es posible que no puedas superar una traición o un abuso de confianza por parte de tu pareja. Si las conversaciones sobre este tema son interminables, si se ha disculpado sinceramente en numerosas ocasiones o, incluso, habéis pedido asesoramiento profesional pero, simplemente eres incapaz de perdonar, olvidar y apostar por la relación, este podría ser el momento de romper. En estas situaciones, restablecer la confianza en el otro es muy difícil, por lo que construir la relación sobre una base sólida parece imposible.

Ocultar deliberadamente una información personal relevante durante años, u omitir detalles que afectan a las vidas de ambos pueden erosionar seriamente la confianza que existe en la pareja.

'Bridget Jones's Baby' / Universal Pictures International Spain

senales ruptura pareja'Bridget Jones's Baby' / Universal Pictures International Spain

Te sientes sola a su ladoSi, a pesar de pasar tiempo y hacer cosas juntos, sientes una sensación de soledad constante, es posible que tu pareja no te esté brindando el apoyo emocional que necesitas. Y sentirse aislado cuando tienes al lado a alguien a quien quieres puede ser insoportable. En lugar de prolongar esta situación, piensa que es muy posible que encuentres a otra persona con quien haya una mayor conexión. Falta de compromisoO falta de interés o entusiasmo por la relación. Si después de años juntos aún no sabes cuál va a ser el siguiente paso de vuestra vida en común (o si va a ser a tu lado), no te ha presentado a su familia o pone mil excusas para no dejar el cepillo de dientes en tu casa y, sin embargo, tú quieres dar un paso más, este 'tira y afloja' lo único que provocará será una erosión en tu autoestima y llenarte la cabeza de dudas, porque está claro que no estáis en el mismo punto. No estás del todo contentaOtra de las razones por las que las parejas se separan es porque uno de sus miembros o ambos sienten una creciente sensación de desilusión e insatisfacción. Con frecuencia, esta sensación está provocada por comentarios que menosprecian al otro o señalan todos sus defectos, y que a su vez pueden ser una reacción natural provocada por el desgaste, y en línea con las ganas de escapar del bucle en el que se ha convertido la convivencia. Tomar la decisión de romper ahora puede ahorrar más dolor en el futuro. El esfuerzo por mantener la llama solo proviene de tiSi consideras que eres la única que pone de su parte para que la relación no se desgaste y el tiempo no hace otra cosa que demostrártelo, probablemente tengas razón. De la misma forma, si sientes que estás en la situación contraria y es tu pareja quien se hace cargo siempre de todo, eres tú quien está siendo injusta y, sin quererlo probablemente, podrías estar sentando las bases de una separación.

Si, a pesar de pasar tiempo y hacer cosas juntos, sientes una sensación de soledad constante, es posible que tu pareja no te esté brindando el apoyo emocional que necesitas. Y sentirse aislado cuando tienes al lado a alguien a quien quieres puede ser insoportable. En lugar de prolongar esta situación, piensa que es muy posible que encuentres a otra persona con quien haya una mayor conexión.

O falta de interés o entusiasmo por la relación. Si después de años juntos aún no sabes cuál va a ser el siguiente paso de vuestra vida en común (o si va a ser a tu lado), no te ha presentado a su familia o pone mil excusas para no dejar el cepillo de dientes en tu casa y, sin embargo, tú quieres dar un paso más, este 'tira y afloja' lo único que provocará será una erosión en tu autoestima y llenarte la cabeza de dudas, porque está claro que no estáis en el mismo punto.

Otra de las razones por las que las parejas se separan es porque uno de sus miembros o ambos sienten una creciente sensación de desilusión e insatisfacción. Con frecuencia, esta sensación está provocada por comentarios que menosprecian al otro o señalan todos sus defectos, y que a su vez pueden ser una reacción natural provocada por el desgaste, y en línea con las ganas de escapar del bucle en el que se ha convertido la convivencia. Tomar la decisión de romper ahora puede ahorrar más dolor en el futuro.

Si consideras que eres la única que pone de su parte para que la relación no se desgaste y el tiempo no hace otra cosa que demostrártelo, probablemente tengas razón. De la misma forma, si sientes que estás en la situación contraria y es tu pareja quien se hace cargo siempre de todo, eres tú quien está siendo injusta y, sin quererlo probablemente, podrías estar sentando las bases de una separación.

Te informa, te ayuda

Marie Claire

Recibe la revista en tu casa desde 29 euros al año

Suscríbete
Suscríbete a Marie Claire
tracking