Dirty talk: modo de empleo

¿Eres tímida? Ha llegado el momento de desinhibirte. Soltar expresiones picantes en el momento adecuado de vuestras relaciones sexuales puede ser (muy) eficaz.

Dirty talk

La comunicación, tanto a nivel sentimental como sexual, no es un lujo. Aunque existan diversas maneras de expresar el amor, deseo y pasión, una de las más directas es la verbal, incluso durante el propio acto. El 92% de los encuestados de un estudio reciente de los Archives of Sexual Behavior afirmó pronunciar durante sus relaciones sexuales palabrotas o palabras cariñosas. La encuesta, que contaba con un 52% de mujeres entre 19 y 68 años y casi un 80% de personas heterosexuales, recalcó que la excitación proviene del tacto pero también de la palabra oral. ¿El placer pasa entonces por el oído? Todo parece indicar que sí. Hablar durante el acto plantea, sin embargo, diferentes interrogantes ya que ambos miembros no esperan sistemáticamente lo mismo.

Dirty talk

¿Rechazo, fascinación o excitación? El dirty talk ("palabras sucias") suele provocar una mezcla extraña de las tres. Esta práctica paradójica, que consiste en pronunciar palabrotas y expresiones picantes o incluso vulgares a su pareja sexual, tiene la particularidad de ser ofensiva en un contexto no sexual. En el marco de una relacion, puede resultar de lo más excitante. Implica comentar verbalmente el deseo, antes o durante el acto, sin complejos. Lejos de ser algo natural, puede resultar torpe o incluso agresivo si se realiza de forma inesperada o sin el consentimiento de la otra persona. El estudio citado anteriormente subraya, a partir del análisis de 569 conversaciones telefónicas, que existen grandes tendencias en el ambito del dirty talk:

  1. La dominación sexual, popularizada recientemente por obras como 50 sombras de Grey que tratan el tema del sadomasoquismo soft.
  2. La sumisión sexual, la variante que implica decir al otro que haga lo que quiera.
  3. La posesión sexual, una de las más peligrosas por generar una idea de pertenencia material "Eres mío/mía".
  4. Las fantasías, que también pueden incluir parafílias, individuales o duales. Implica por ejemplo el decir que personas podrían estar viendo el acto sexual.
  5. Los consejos para guiar, los clásicos "por aquí" o "más rápido".
  6. El refuerzo positivo, o el comunicar que nos encanta algo del otro, una parte de su anatomía, su olor u otro
  7. Los vínculos íntimos, son los románticos por excelencia. Se trata de palabras que expresan cariño o amor.
  8. Los gritos y palabras reflejo como el clásico"Sí" o "más".
Dirty talk

Si te pica la curiosidad pero no sabes por dónde empezar, ten claro en un primer momento que requiere práctica y mucha confianza. Procura prescindir del sentimiento de vergüenza empezando lentamente, con palabras suaves. Acelera el ritmo y cambia poco a poco el vocabulario según va avanzado el acto. El experto estadounidense Dan Savage recomienda además decir a tu pareja lo que pretendes hacerle. El pronunciarlo en voz alta no hará más que incrementar vuestra excitación. Habla siempre del tema con tu pareja antes de estar en medio de la acción para evitar decepciones y desaciertos.

La técnica, abierta y accesible a todos, es aún así polémica por su presunto carácter machista. La  mayoría de palabras o comportamientos asimilados al dirty talk podrían, según otros expertos, reforzar la relación de dominación/sumisión asociada tradicionalmente a hombre y mujer. No caigas en los tópicos y a disfrutar.

CONTINÚA LEYENDO