Esta es la razón por la que nuestro deseo sexual aumenta en verano

Las fantasías sexuales también se incrementan en esta época del año.

Pexels

Menos capas de ropa, altas temperaturas, la luz del sol, más ganas de relacionarnos con gente y hacer planes divertidos…el verano cambia nuestra actitud y, para muchas personas, también supone todo un incentivo para su vida sexual.

Ya sea porque la subida de los termómetros anima a quitarse la ropa, porque el mayor número de horas de luz nos alegra el ánimo o porque la llegada de las vacaciones nos permite estar mucho más relajados, lo cierto es que en verano la libido aumenta y con ella, el deseo sexual y las ganas de poner en práctica algunas fantasías sexuales.

Una de las fantasías por excelencia en esta época del año tiene como escenario el mar. Tener relaciones bajo el agua ocupa el primer puesto del ranking de las fantasías sexuales más habituales y son muchas las personas que la hacen realidad en verano.

 

Pexels

La Dra. Francisca Molero, ginecóloga y sexóloga del Instituto de Sexología de Barcelona, asegura que precisamente, estos meses son los más idóneos para reconectar con nuestra sexualidad, porque salimos de la rutina y disfrutamos de vacaciones. “Cada vez más, la sexualidad se convierte en algo tan extraordinario que huye de lo cotidiano, y como tenemos una vida cotidiana, acabamos huyendo de una sexualidad satisfactoria”, asegura. “Nuestro día a día es muy rápido, disponemos de mucha información y no nos da tiempo a interiorizar y meditar las sensaciones”, añade.

Entre las recomendaciones que los expertos hacen para mejorar las relaciones sexuales en este período del año se encuentran la de añadir juegos, buscar momentos de relax, dar rienda suelta a la creatividad o incluso consultar con especialistas. Todo para estimular el deseo sexual.

 

Momentos de tranquilidad: En etapas de mucho estrés -cuando hay un recién nacido en casa, cuando el trabajo se vuelve agotador justo antes de las vacaciones…- los momentos de intimidad de la pareja son escasos. Por este motivo es importante buscar un espacio en el que relajarse y centrarse en la pareja con el fin de retomar la intimidad perdida. Una escapada juntos para olvidaros de todo puede ser justo lo que tu relación necesite.

Juegos y estímulos: El uso de juguetes sexuales puede ayudar a recuperar el interés, saliendo de la rutina y convirtiendo el sexo en algo diferente y especial. También esta época del año puede ser perfecta para probar nuevos lugares donde hacer el amor, además sin pasar ni una pizca de calor. En la piscina o el mar, en la ducha, en la montaña… hay muchos sitios donde elegir.

Clima propicio: La primavera y el verano son las dos estaciones del año más propensas a favorecer las relaciones sexuales. El calor, el mayor número de horas de luz y los días libres ayudan a recrear momentos y situaciones que, por falta de tiempo y ganas, se pueden haber perdido en los meses anteriores.

Consulta a un especialista: ¡no es nada raro pasar por ellos! Si necesitas dar un impulso a tu vida sexual o necesitas consejos para aumentar tu libido, un experto puede ayudarte de forma eficaz y agradable.

Continúa leyendo