Influencer curvy responde a las críticas por tener un marido "demasiado guapo"

Jenna Kutcher recibió un mensaje directo de una seguidora en su Instagram dónde le preguntaba cómo había podido conseguir un chico tan guapo.

Influencer curvy

Tiene 29 años, es influencer curvy y fotógrafa de bodas en Estados Unidos. Pero sobre todo, Jenna Kutcher es una mujer que tiene que responder continuamente a críticas sobre su cuerpo.  Además de ser una víctima constante del fenómeno de "gordofobia", resulta aún más impactante saber que tiene que enfrentarse también a los comentarios negativos sobre su marido Drew catalogado como "demasiado guapo para ella". Algo a lo que está acostumbrada a leer en sus cientos de comentarios que pasa por alto, hasta que una seguidora se dirigió directamente a ella por mensaje directo en Instagram para preguntarle qué es lo que había hecho para estar con él. "¿Cómo es que, entre todo el mundo, conseguiste un chico así?" le preguntaba. 

Algo que consiguió que la influencer contestase públicamente a todas aquellas personas que a lo largo de los años se habían preguntado lo mismo. Jenna subió una fotografía junto a su marido en la playa junto con un texto de lo más inspirador para dirigirse a todos ellos. 

“Alguien me envió un mensaje directo y me dijo que no podía creer que hubiera logrado encontrar a un chico tan guapo como @kickingitwithkutc. Seré sincera al decir que me sorprendió. Parte de mi inseguridad con mi cuerpo se debió a estar casada con el señor de la tableta de chocolate. ¿Por qué debería una chica curvy conseguirlo? Me siento indigna y le doy mil vueltas a la cabeza porque no soy delgada, pero no lo merezco. Este hombre ha abrazado cada curva, cada hoyuelo, kilo y espinilla los últimos diez años, y siempre me ha recordado que soy hermosa, incluso cuando mi diálogo interno no coincide con ello. Así que sí, mis muslos se besan, mis brazos son grandes, y mi trasero está lleno de baches, pero hay otras cosas de mí que él puede amar y elegí al hombre que podía manejar todo eso (¡y mucho más!)".

“Soy mucho más que mi cuerpo, también lo es él, y tú también” finalizaba la influencer curvy. Esta respuesta ha sido más que aplaudida, y apoyada, superando los 89.000 me gustas. Algo que, como explica para The New York Post, le hace tremendamente feliz. "Quiero dar un ejemplo para que las mujeres aspiren a un hombre que las vea y las ame, a ellas y a sus defectos, y que los acepte. Drew ha caminado conmigo en cada viaje que mi cuerpo ha hecho y me ha amado igual, sin importar mi tamaño".

Lo último que quiere es que las mujeres sufran trastornos alimenticios, como le pasó a ella en el pasado, sólo porque no crean que nadie las puede amar tal y como son. La influencer es una de las numerosas que luchan diariamente por una mayor aceptación de su cuerpo en el marco de la sociedad. Las redes sociales, pese a ser una ventana de expresión que favorece el intercambio, también suelen convertirse en un medio de críticas y Bullying en los peores casos.

CONTINÚA LEYENDO