La sexualización de las modelos incita a la competencia entre mujeres

2 minutos

La publicidad provocativa de las modelos provoca agresión indirecta entre las mujeres, según recalca un estudio de dos expertos económicos de Toulouse.

Publicidad
Foto: Unsplash

Los efectos negativos de la idealización hacia las modelos entre los telespectadores, como la ansiedad o los trastornos alimenticios, ya están demostrados. La presentación y sexualización masiva de los modelos llevan muchas mujeres a replantearse su propio físico y atractivo. Las modelos curvy han propiciado un cambio, pero éste tiene límites. En la actualidad, se considera una modelo con curvas a partir de la talla 40, una de las tallas mayoritarias en nuestro país que se puede considerar "normal".

 Un estudio realizado por la profesora Sylvie Borau de Toulouse Business School y Jean-François Bonnefon de Toulouse School of Economics ha ido más allá, al procurar entender qué repercusiones tenía esta sexualización en las relaciones sociales. La investigación, publicada en el Journal of Business Ethics, sugiere que existe una correlación evidente entre los anuncios publicitarios que presentan las modelos provocadoras y la agresión indirecta entre las mujeres. En este sentido, la publicidad dispara patrones de agresión indirecta entre consumidores femeninas como el ‘bullying’, el ‘slut-shaming’ (tildar de prostituta) o el ‘fat-shaming’ (avergonzar por su peso). “El bullying entre mujeres puede que no sea siempre tan agresivo públicamente como el que se produce entre los hombres, sin embargo, la agresión indirecta mediante comentarios despectivos o exclusión social es un problema serio, dadas sus dramáticas consecuencias como la depresión o el suicidio”, comenta la profesora Sylvie Borau de la Toulouse Business School.

Publicidad
Sylvie Borau, profesora de la Toulouse Business School.

¿Cómo se justifica este fenómeno? Debido a que algunas modelos adoptan actitudes explícitamente sexuales y provocativas, estas son vistas como rivales sexuales por las lectoras y telespectadoras, despertando asimismo sentimientos y comportamientos dirigidos habitualmente hacia rivales reales en la vida cotidiana. Desarrollan el mismo tipo de actitud que cuando, por ejemplo, se celan de una mujer que llama la atención de su pareja. Provoca comentarios despectivos, además de intentos de exclusión social de dicha mujer. La competencia intrasexual entre consumidoras se ve inevitablemente reforzada. "La postura provocativa de las modelos, más que su delgadez, fue la característica principal que despertó en las espectadoras conductas de agresión indirecta. Este es un resultado importante, considerando que los medios de comunicación y estudios anteriormente realizados se han enfocado en el peso y la talla de las modelos", sentencia la profesora Borau.

¿Qué solución? Aunque estos comportamientos estén muy anclados en la sociedad, el estudio ha recalcado que existen soluciones para limitar el impacto de la "provocación sexual" de los modelos en la publicidad. "Las organizaciones defensoras de los consumidores, los observadores de medios de comunicación y los ciudadanos involucrados en estos temas tienen un papel muy importante que desempeñar tanto para aumentar la conciencia pública como para incentivar a las empresas a mantener prácticas responsables", concluyó la profesora Borau.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS