Los mitos románticos pueden favorecer la violencia de género

Un estudio llevado por la Universidad de Granada demostró que los mitos románticos solían relegar la mujer a un segundo plano en la pareja, presentándola como el miembro "débil".

Mitos amor

Son difíciles de desanclar, siguen invadiendo la cultura popular hasta condicionar nuestros propios comportamientos amorosos. Los mitos románticos, con los que viven los jóvenes desde su temprana edad, pueden suponer un peligro para la igualdad y fomentar la violencia de género. A esta conclusión llegó un estudio llevado a cabo por investigadores de las facultades de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada (UGR). El estudio, realizado con 153 jóvenes con edades comprendidas entre 18 y 35 años, revela que el 86,3% cree que no se puede ser feliz sin pareja, confirmando que la idea de "soltería" aún está muy mal vista. Otro dato revelador: el 70% considera que el amor "puede con todo", "es ciego" y "solo existe una persona para mí". Menos del 14% cree que se puede ser feliz sin pareja. Estos mitos apoyados por ambos sexos refuerzan los estereotipos ya presentes en la sociedad.  

El profesor del departamento de Psicología Social de la UGR José Miguel García Ramírez comenta que estos mitos están consolidados entre mujeres y se refuerzan entre hombres. La mayoría de los mitos románticos, presentes en obras como películas, suelen colocar a la mujer en un segundo plano, con la idea de que el hombre tiene el deber de protegerla. La mujer es vista como el sexo “débil” en este sentido. El estudio demostró que los jóvenes le siguen atribuyendo características como la dulzura o la paciencia, mientras que el hombre suele percibirse como valiente o agresivo. Ellas son mayoritariamente vistas también como las responsables de llevar la casa, prueba de que se le sigue asociando un papel de ama y cuidadora.

Mitos amor

Un reciente estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE) demostró que las mujeres dedicaban dos veces más de tiempo a tareas domésticas, cuidado de la familia y trabajo no remunerado que los hombres. Une efecto directo de los estereotipos, que se anclan cada vez más en la población más joven, muy afectada por la violencia de género. Un estudio sobre la violencia a la que se enfrentan las mujeres en la ha revelado que un 62% del alumnado ha vivido, presenciado u observado situaciones de violencia machista en este entorno. Otro estudio realizado con jóvenes de entre 15 y 29 años ha revelado que el 30% de los jóvenes piensa que "cuando la mujer es agredida por su marido, algo habrá hecho ella para provocarlo" y que uno de cada tres hombres opina que "está bien que los chicos salgan con muchas chicas, pero no al revés".

¿Solución? Según José Miguel García Ramírez: “Se debe atajar el arraigo de esta serie de mitos desde la raíz, con campañas de sensibilización que eviten estas situaciones y eduquen en valores contrarios a ellos”.

CONTINÚA LEYENDO