Cómo gestionar el odio de los 'haters' en redes sociales

Hablamos con un experto para realizar un análisis de la figura del 'hater', sus motivaciones y cómo gestionar las redes sociales para que no nos afecte.

Según el Estudio Anual Redes Sociales 2021 de IAB Spain, un 85% de los internautas de 16-70 años utilizan redes sociales, lo que representa cerca de 27 millones de individuos. Ixi Ávila, coach de Inteligencia Emocional, realiza un análisis de la figura del hater, sus motivaciones y cómo gestionar el hate en redes sociales para que no nos afecte. 

Una de las principales claves para poder sobrevivir a los haters en la cultura de las redes sociales es aprender a no tomarte personal los comentarios que se dirigen a ti, porque hablan mucho más de la persona que critica y de su salud mental, que de la persona que recibe las críticas.

Una persona que se siente bien no dedica su tiempo y energía a comunicarse desde el odio, y desde el anonimato escondiéndose detrás de una pantalla. Los haters tienen baja autoestima y los ataques que hacen tienen más que ver con su frustración y sus emociones no gestionadas que con la persona a la que critican.

Si se consigue entender que no es personal, será mucho más fácil restarle importancia, marcar límites y seguir adelante como si no estuvieran. Saber que son personas que no están bien puede ayudar a entender, que no justificar, ese tipo de comportamientos para así restarles toda el valor del mundo y no darles lugar para afectar nuestro mundo interno. Es una manera de ponerse el chubasquero emocional para que ese tipo de comentarios no puedan calar.

¿Qué son los haters y por qué actúan así?

El término hater viene del inglés y se traduciría como persona que odia, principalmente en el contexto digital de redes sociales. Son personas que dedican tiempo y energía a comentar en otras cuentas, normalmente de forma ofensiva y destructiva. Se agarran al anonimato para poder criticar sin filtros y sacar toda la rabia no expresada que nunca se atreverían a verbalizar en persona.

Los haters suelen tener una autoestima baja, y buscan validación y atención, suelen moverse motivados por la insatisfacción de no estar donde quieren estar, por emociones como la envidia y lo que les motiva a criticar es un sentimiento de inferioridad. A veces tienen creencias o valores que van en contra de la persona que critican pero su forma de expresarlo no es desde el feedback constructivo sino desde la destructividad, y la llamada de atención.

Es importante entender que las personas que están en paz consigo mismas no tienen necesidad de dedicar su tiempo a criticar de esa forma. Por eso, es interesante preguntarse qué puede estar pasando esa persona que se comporta como un hater para que tenga la necesidad de mostrar ese odio online.

¿Cómo encajar las críticas y cómo conseguir que no nos afecten?

Lo primero es entender que cuanto más grande es tu audiencia, más posibilidades hay de que aparezcan haters. Si tu audiencia es del tamaño de un pueblito de pocos habitantes, quizás no aparezcan muchos haters pero si tu audiencia es del tamaño de todo un país, inevitablemente va a haber personas de todos los tipos, incluidos haters. Es una cuestión estadística, la mayoría de personas entendemos a nivel racional que no podemos gustar a todo el mundo pero nos cuesta más entenderlo a nivel emocional, porque como seres sociales estamos programados para que nos importe el feedback que recibimos de otras personas.

Por eso es importante, en primer lugar distinguir entre las críticas constructivas y las destructivas. Las destructivas no son feedback y por lo tanto no suman y no están enviadas desde un lugar sano, mejor no tenerlas en cuenta.

En segundo lugar, decidir conscientemente cuales son las personas en tu vida de las que quieres escuchar feedback real y constructivo. A lo demás es mejor restarle importancia, tanto a los comentarios ‘positivos’ como a los ‘negativos’. Cuanta más importancia y valor das a los halagos que recibas de desconocidos, más valor darás a los comentarios de los haters.

Tips para gestionar los haters en redes sociales

  • Primero de todo: bloquear o restringir (opción que permite que los comentarios del hater se vuelvan invisibles sin que lo sepa). Es importante protegerse de ese tipo de comentarios y no exponerse gratuitamente a leer críticas destructivas.
  • Entender que son comentarios hechos desde el dolor. No hay que justificarlos pero entender esto puede ayudar a restar importancia.
  • Apostar por la amabilidad: los haters buscan provocar. Lo mejor que se puede hacer es mantenerse en la empatía y en la amabilidad. Responder agresivamente es darle al hater el alimento que busca, lo mejor suele ser no responder nada.
  • Si el volumen de haters o de críticas es alto (como en caso de personajes públicos) puede ser recomendable mantenerse al margen y no exponerse a leer las críticas (ni las positivas ni las negativas).
  • Agarrarse al sistema de apoyo real, las personas que de verdad te quieren en la vida real. Ese apoyo es esencial para mantener el equilibrio emocional.
  • Pedir ayuda profesional para poder aprender a gestionarlo de la forma más sana posible.

Continúa leyendo