Si hubiera igualdad entre hombres y mujeres habría un aumento del 18% de la riqueza mundial

2 minutos

Las mujeres representan menos del 40% de la riqueza del capital humano, lo que perjudica la salud económica del planeta, según el último informe del Banco Mundial.

Violencia de género

Más allá de la ilegitimidad social y de la injusticia, la desigualdad de género tiene un coste económico significativo. A esta conclusión llegó el Banco Mundial en su último informe titulado The Changing Wealth of Nations 2018 (La riqueza cambiante de las naciones 2018). "Lograr una mayor paridad de género en las ganancias podría generar un aumento del 18% en la riqueza del capital humano". Nada menos. El organismo ha incluido en este estudio nuevas variables que permite medir la riqueza en el conjunto del globo: el capital natural, o medioambiental, el producido que corresponde a las infraestructuras, pero sobre todo el capital humano. Las mujeres representarían actualmente un 38% de la riqueza del capital humano. Se explica principalmente por ganancias inferiores, menos participación laboral y menos horas de trabajo

¿Por qué esta última es especialmente importante?  A través del análisis del crecimiento económico de 141 países en un tiempo comprendido entre 1995 y 2014, el Banco Mundial ha podido averiguar que es este factor humano que conviene tener especialmente en cuenta. Este incluye principalmente las ganancias de los trabajadores a lo largo de su vida. De ahí la necesidad de propiciar el cambio en cuanto antes: al reducir la brecha entre los dos géneros y permitir que mujeres y hombres tengan las mismas ganancias, la riqueza se incrementaría significativamente. Actualmente excluido de casi todos los estudios (e incluso de los más importantes como el cálculo del PIB), es sin embargo determinante.

Igualdad

Los resultados son poco esperanzadores en algunos ámbitos: pese al incremento de la riqueza mundial, el reparto de dinero y bienes es cada vez más desigual. En más de diez países, el porcentaje de personas que sobreviven en condiciones de pobreza extrema no ha dejado de aumentar en los últimos años. La diferencia de renta per cápita es abismal entre zonas geográficas. Los países más ricos cuentan con una fuente de ingreso procedente mayoritariamente del capital humano mientras que los países más pobres siguen contando con los recursos naturales como principal fuente de beneficios. El capital humano representa actualmente dos tercios de la riqueza mundial y aunque es el factor que permite fomentar el crecimiento económico, el ambiental es fundamental para asegurar un correcto crecimiento.

¿Qué recomienda la institución para cerrar esta brecha? Favorecer el control de los beneficios económicos por parte de las mujeres, reforzar su derecho de propiedad, garantizar derechos como las pensiones y potenciar su acceso al crédito. La mejora de los derechos relacionados con el matrimonio y el divorcio en algunos países también puede ayudar a este cambio, más que esencial.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS