Una mujer con derechos empieza por ser una niña con derechos

En unos días celebramos el Día Internacional de la Mujer, en el que, como cada 8 de marzo, reivindicamos los derechos de todas las mujeres del planeta. Todas las voces nos unimos en defensa de una igualdad real. Sin embargo, para poder llegar a ello, además de los derechos de las mujeres es imprescindible que éstos se respeten desde la infancia, desde que somos niñas. Porque para llegar a ser una mujer con derechos es importante empezar por ser una niña con plenos derechos.

Imagen cortesía de UNICEF/Altaf Ahmad
Imagen cortesía de UNICEF/Altaf Ahmad

Tú, como mujer, ¿alguna vez te has sentido discriminada, violentada o diferente? Por desgracia, es posible que la respuesta sea sí, incluso quizás sea desde que eras una niña. Esa es la situación que viven todavía a día de hoy miles de niñas y adolescentes en el mundo que cada día se enfrentan a graves amenazas para su bienestar, e incluso para su vida. El matrimonio infantil, la mutilación genital femenina, el embarazo adolescente o la violencia de género están afectando de manera irreversible a la vida de millones de niñas. Una vulneración de derechos que se recrudece en contextos de emergencia como en guerras o tras desastres naturales.

 

Las cifras son desgarradoras

Imagen cortesía de UNICEF/Tremeau
Imagen cortesía de UNICEF/Tremeau

Nacer niña condiciona su vida, y estos datos* lo demuestran:

- 650 millones de niñas y mujeres contrajeron matrimonio antes de los 18 años. Como consecuencia de la COVID-19 10 millones más corren riesgo de caer en el matrimonio infantil.

- 1 de cada 20 chicas han sufrido relaciones sexuales forzadas.

- Solo 2 de cada 5 niñas completan la enseñanza secundaria.

- 200 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación genital femenina.

*Datos informe 2020 UNICEF

Las niñas necesitan nuestra ayuda

Imagen cortesía de UNICEF/Viet Hung
Imagen cortesía de UNICEF/Viet Hung

Con el objetivo de erradicar estas desigualdades y graves amenazas, nace el programa Unidos por los derechos de las niñas, desde el cual UNICEF trabaja para combatir la discriminación que sufren millones de niñas en todo el mundo, diseñando acciones que contribuyen a su desarrollo pleno y su empoderamiento. Con nuestra ayuda pueden prevenir el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina, instalar letrinas en las escuelas para permitir una higiene menstrual digna y segura, desarrollar programas de prevención y respuesta contra la violencia de género, promover la enseñanza secundaria o seguir vacunando a miles de niñas para protegerlas del VPH.

¿No te parece realmente inspirador que en estos días en los que reivindicamos los derechos de las mujeres, podamos también contribuir a reforzar y proteger los derechos de las niñas?

Es el momento de actuar

Imagen cortesía de UNICEF/Latif
Imagen cortesía de UNICEF/Latif

Con esta nueva forma de colaborar que se adapta a nuestras posibilidades, podemos transformar la vida de miles de niñas.

Si tú también quieres contribuir en la igualdad de género y el empoderamiento de todas las niñas, las que el día de mañana serán mujeres como tú o como yo, solo tienes que entrar en la web de Unidos por los derechos de las niñas, seleccionar durante cuánto tiempo quieres ayudarlas y la cantidad de tu donativo. Por ejemplo, con 10 € al mes durante 6 meses puede proporcionar a 11 adolescentes packs de compresas menstruales reutilizables que les permitan seguir con sus estudios y su vida de una manera digna y segura. Como ves, toda ayuda es importante, porque permite generar cambios reales y sostenibles en el tiempo. Y para que puedas conocerlos, periódicamente te informarán de cómo se está invirtiendo tu donativo a esta causa. Además, como cualquier otro tipo de colaboración, puedes desgravarte hasta un 80%.

 

Súmate ahora a Unidos por los derechos de las niñas y logremos construir un mundo con plenos derechos para todas las niñas, adolescentes y mujeres del mundo.