Ayer víctimas, hoy terapeutas: ellas te ayudarán contra el maltrato

Se propuso dejar de ser víctima y se convirtió en superviviente. Ahora ayuda a las mujeres maltratadas que lo necesitan. Te presentamos la Fundación Ana Bella.

Ayer víctimas, hoy terapeutas: ellas te ayudarán contra el maltrato
Foto: Vonecia Carswell

¿Sabes por qué el 25 de noviembre se celebra el Día Internacional contra la Mujer? La fecha conmemora un asesinato cometido en 1960: tres activistas dominicanas –las hermanas Mirabal- fueron asesinadas por oponerse al régimen del general Trujillo. Sin embargo, su muerte contribuyó a la caída del dictador, que fue asesinado seis meses después.

En lo que llevamos de 2019, 51  mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas y ex parejas, y 1.000 es la cifra de las víctimas mortales que se recoge desde que comenzó a contabilizarse en enero del 2003.

Es el espíritu de lucha lo que lleva a cientos de mujeres a denunciar a sus maltratadores cada día. Dejar el rol de víctimas y pasar a ser supervivientes y, por qué no, terapeutas. Esa es la historia de la sevillana Ana Bella, víctima de malos tratos decidió crear su propia fundación para visibilizar y prestar apoyo integral a mujeres en riesgo de exclusión: víctimas de violencia de género, inmigrantes y madres en situación de pobreza.

Ana Bella huyó en plena noche con sus cuatro hijos y sabe mejor que nadie que para que las víctimas de malos tratos consigan dar este paso, necesitan contar con ayuda externa. Requieren que las orienten y escuchen, que les ofrezcan apoyo económico, jurídico y administrativo y que las acojan y acompañen durante todo el proceso.

Fue en 2007 cuando Ana Bella dio un paso adelante y fundó la empresa Servicios Integrales Solidarios, para proporcionar oportunidades laborales a supervivientes de violencia de género. Cinco años después, en el 2012 Ana Bella quiso dar un paso más con la creación de la Fundación Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer. Un proyecto que ha animado a victimas de violencia de género a que rompieran su silencio y visibilizaran su situación. Sus dos objetivos principales son facilitar la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social, contribuyendo a que consigan un trabajo digno para su independencia económica y una vivienda donde empezar su nueva vida. Y por otro, trabajar para acercar la práctica de la responsabilidad social en materia de incorporación sociolaboral a las empresas del territorio, de una forma profesional, ágil y gratuita. 

La Escuela Ana Bella (otro proyecto dentro de la fundación) sirve de puente entre mujeres para que que puedan compartir sus experiencias e historias, lo que les sirve como una gran terapia. La escuela ha recibido numerosos reconocimientos y más de 1600 mujeres que han podido rehacer su vida. En 2017 Ana Bella traspasó las fronteras junto a PlayGraund para ayudar a mujeres supervivientes de otros países de habla hispana, alcanzando a 80 millones de mujeres, de las que 14.500 ya forman parte de la red como voluntarias para apoyar a las mujeres víctimas con su entrega y superación.

Se necesita apoyo para superar el maltrato. Ellas te lo dan.

Ana Bella
Fundación Ana Bella

Por último, ante el creciente número de chicas jóvenes que sufren maltrato por parte de sus parejas, la Fundación Ana Bella cuenta con un programa llamado: señales de alarma. Con esta iniciativa acuden a colegios, institutos y universidades para concienciar a las adolescendes de donde están los límites en una relación sana, a saber indentificar a una posible relación abusiva o a cómo ayudar a una amiga, si esta está pasando por una situación de maltrato. El 10% de las jóvenes que acuden a estas charlas piden ayuda tras el taller.

 

Da el paso

La violencia de género tiene importantes repercusiones en la salud y en la vida de las mujeres a corto y a largo plazo. En la mayoría de los casos, las secuelas persisten incluso mucho después de que la relación de maltrato haya terminado. Desde el punto de vista de la salud mental de la víctima, la exposición a una violencia o abuso emocional continuado, aun cuando no exista violencia física, provoca consecuencias muy graves que requieren un tratamiento terapéutico adecuado para superarlas. 

Según un reciente estudio publicado por el Ministerio de Igualdad sobre el tiempo que tardan las mujeres víctimas de Violencia de Género en verbalizar su situación, hasta pasados 14 años la mayoría de ellas no rompen su silencio. Además, más de la mitad de las mujeres asesinadas en el pasado año a manos de sus parejas o exparejas, no habían interpuesto ninguna denuncia a su maltratador. Si estas pasando por una situación similar o conoces a alguien que pudiera estarlo existen otras asociaciones, además de la Fundación Ana Bella que prestan su ayuda a mujeres supervivientes:

Mujeres Unidas contra el Maltrato (MUM)

Teléfono 24 horas: 601 22 37 06

www.asociacionmum.com


Aprodemm (Asociación proderechos de la mujer maltratada)

Teléfono 24 horas: 699 33 32 15

www.aprodemm.es


Si tienes una emergencia, llama al 016, 012 o 088. Las llamadas no dejan constancia en la factura.

 

Continúa leyendo