Cada 8 horas, una violación en España

En España, cada 8 horas se produce una violación. La mayoría no se denuncia y un sistema patriarcal imposibilita mirar frente a frente un gran problema de Estado.

Cada 8 horas, una violación en España

Hasta el año 2009, en España no había ninguna estadística. Nuestro país empezó a recopilar los datos de las agresiones sexuales por petición de la Unión Europea y los datos parecían sacados de un país tercermundista: al año, más de un millar de mujeres son violadas en nuestro país. Se calcula que cada ocho horas se produce una agresión sexual con penetración.

Solo este fin de semana, en Pamplona durante las fiestas de los Sanfermines, se han denunciado 8 agresiones sexuales: 3 de ellas violaciones. Unos números que pueden quedarse cortos, ya que –según ha declarado la Federación de Asociaciones de Asistencias a Mujeres Violadas a Público- “de cada 6 violaciones, se denuncia una”. Y, para aquellos que esgriman el vil argumento de las acusaciones falsas, en este apartado poco se puede decir: es tal el escarnio público que las denuncias falsas apenas rondan el 0,01%.

Una jueza llegó a preguntar a una mujer “si cerró bien las piernas para evitar la violación”.

violaciones

El propio Ministerio del Interior reconoció que este fenómeno “requería un protocolo específico”, pero poco se ha hecho. No hay campañas de concienciación ni una ley que endurezca los castigos. Al contrario. Muchas veces la víctima se convierte en culpable. El pasado mes de marzo una jueza llegó a preguntar a una mujer “si cerró bien las piernas para evitar la violación”. El consumo de alcohol por parte del acosador o la ropa de la víctima llegan a considerarse lamentablemente atenuantes.

Tampoco hay un apoyo integral a las víctimas y la mayoría de ellas sufren una importante depresión postraumática y, aunque se sabe que es un delito con una alta reincidencia (en torno al 20%), las terapias con violadores son relativamente recientes.

Tampoco hay un apoyo integral a las víctimas y la mayoría de ellas sufren una importante depresión postraumática y, aunque se sabe que es un delito con una alta reincidencia (en torno al 20%), las terapias con violadores son relativamente recientes.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS