Se denuncia una violación cada seis horas en España

En España, cada seis horas se denuncia una violación. La mayoría no se denuncia y un sistema patriarcal imposibilita mirar frente a frente un gran problema de Estado.

Violación España
Unsplash

Hasta el año 2009, en España no había ninguna estadística. Nuestro país empezó a recopilar los datos de las agresiones sexuales por petición de la Unión Europea y los datos parecían sacados de un país tercermundista: al año, más de un millar de mujeres son violadas en nuestro país. Se calcula que cada seis horas se produce una agresión sexual con penetración. Entre enero y junio de este año, un total de 788 agresiones fueron denunciada, es decir un aumento de un 28,5% en comparación con el mismo periodo en 2017.

Las denuncias por otro tipo de agresiones también se incrementaron de más de un 12%, pasando de 5.083 denuncias a 5.731. primer semestre del año pasado a las 5,731 en el mismo tramo de 2018. Según la presidenta de la federación de Mujeres Progresistas de España, Yolanda Besteiro: "A pesar del incremento del número de denuncias apenas conocemos la punta del iceberg del fenómeno de las agresiones sexuales, ya que sólo se notifican el 30% de las violaciones reales que se producen".

Solo en Pamplona este año, durante las fiestas de los Sanfermines, se han denunciado dos agresiones sexuales. Un número que puede quedarse corto, ya que –según ha declarado la Federación de Asociaciones de Asistencias a Mujeres Violadas a Público- “de cada 6 violaciones, se denuncia una”. Y, para aquellos que esgriman el vil argumento de las acusaciones falsas, en este apartado poco se puede decir: es tal el escarnio público que las denuncias falsas apenas rondan el 0,01%.

Acoso
Vía Pinterest

El propio Ministerio del Interior reconoció que este fenómeno “requería un protocolo específico”, pero según comento Amnistia Internacional, España seguía sin cumplir con sus obligaciones internacionales de prevención, sanción y reparación integral de víctimas de violencia sexual.

Muchas veces la víctima se convierte en culpable. "A diferencia de lo que sucede en otro tipo de delitos, las mujeres víctimas de violencia de género, incluyendo la violencia sexual, se enfrentan habitualmente a prejuicios por parte de las autoridades que ponen en duda la credibilidad de sus testimonios, lo cual introduce una pesada carga para demostrar la veracidad de su relato". El consumo de alcohol por parte del acosador o la ropa de la víctima llegan a considerarse lamentablemente atenuantes.

Tampoco hay un apoyo integral a las víctimas y la mayoría de ellas sufren una importante depresión postraumática y, aunque se sabe que es un delito con una alta reincidencia (en torno al 20%), las terapias con violadores son relativamente recientes. Tampoco hay un apoyo integral a las víctimas y la mayoría de ellas sufren una importante depresión postraumática y, aunque se sabe que es un delito con una alta reincidencia (en torno al 20%), las terapias con violadores son relativamente recientes.

En la última década, más de 700 mujeres perdieron la vida por violencia sexual. Las manifestaciones a favor de la protección de la mujer son sin embargo cada vez más importantes y esperanzadoras.

CONTINÚA LEYENDO