Carmen Jordá, una mujer en un mundo de hombres

Es una de las pocas pilotos de Fórmula 1 de nuestro país. Su carrera avanza a toda velocidad en un mundo, el del motor, absolutamente masculino.

Carmen Jordá, una mujer en un mundo de hombres

Se puso por primera vez al volante de un coche en una competición con 12 años, pero llevaba desde los 7 conduciendo karts y desde los 5 intentando convencer a sus padres de que la dejaran subirse a los coches de choque. Carmen Jordá es piloto, obviamente. Lo lleva en la sangre, su padre es el expiloto José Miguel Jordá. Hoy es parte de la escudería de Renault Sport y embajadora de la línea femenina BR S de su patrocinador relojero, Bell & Ross. También es piloto de desarrollo del Lotus F1 Team, dentro del programa de simulación en la sede de la escudería, en Enstone (Inglaterra). 

Pero por encima de sus méritos, Carmen Jordá es una mujer en un mundo de hombresun brillante referente femenino en los deportes de motor

¿Cómo es tu rutina diaria?

Parte de mi trabajo como piloto de desarrollo es estar preparando el coche y los ajustes con el simulador en Enstone, pero también soy piloto del RS01 Trophy y eso significa que muchas veces estoy viajando para ir a carreras. Sin importar donde esté, siempre hago mi entrenamiento para fortalecerme.

Desde tu perspectiva como piloto y mujer, ¿cómo empezaste a conducir, siendo casi una niña?

Carmen Jordá, una mujer en un mundo de hombres

Mientras yo crecía, otras pilotos abrían un poco el camino. Ahora hay más mujeres dentro de los diferentes puestos de los equipos, pero desafortunadamente sigue habiendo muchos prejuicios y aún queda mucho por hacer.

¿Has sufrido otras actitudes sexistas?

Sí, claro, es difícil escapar del machismo en el mundo de las carreras cuando ha sido lo normal durante tantos años. Tampoco se puede pasar por alto las diferencias físicas entre hombres y mujeres, cuando la potencia muscular puede llegar a influir tanto en la conducción. A pesar de todo, estoy orgullosa de todo lo que he logrado hasta llegar donde estoy hoy y de poder seguir haciendo lo que me gusta todos los días.

¿Qué valores compartes con Bell & Ross?

La Fórmula1 y la relojería comparten varios aspectos fundamentales: la pasión por la velocidad, la mecánica y la precisión. Creo que al igual que yo me he sentido identificada con ellos, ellos han visto en mí una buena representación de su línea femenina. Bell & Ross tiene un gran peso masculino, y yo, que represento su línea femenina, soy una mujer en un mundo de hombres. Tiene lógica e ingenio y además me hace sentir orgullosa. 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS