¿Puede una feminista ver películas dirigidas por un machista?

"Se trata, más que de censurar, de apostar por creadoras mujeres, tan condenadas desde siempre a la invisibilidad".

machista columna clara serra
Jeremy Irons y Dominique Swain, en una escena de 'Lolita'.

¿Tienen que ser feministas las canciones que escuchamos? ¿Cómo relacionarnos con el hecho de que muchas grandes obras de la literatura o la filosofía fueron escritas desde una perspectiva masculina o incluso por autores claramente misóginos? ¿Qué piensan las feministas del cine de Woody Allen? Este verano ha habido polémica feminista con la problemática cancelación del concierto de C Tangana o la actuación en el Festival BioRitme del grupo SFDK y es posible que nos sigamos encontrando con otros debates de este tipo. Quizás podamos tener la tentación de pensar que en estos casos nos toca elegir entre avanzar en una sociedad igualitaria o defender la cultura y la libertad de expresión. Pero me parece una disyuntiva equivocada. Quienes pensamos que el feminismo es un proyecto emancipador con capacidad para dar respuesta a los grandes retos de nuestro presente creemos que las feministas debemos estar en la primera línea a la hora de defender la libertad de opinar y de crear arte o pensamiento, más aun en un país en el que la ley mordaza ha servido para juzgar a tuiteros y raperos. 

 

WOODY ALLENA SERRA MACHISTA
Woody Allen y Mariel Hemingway, en una escena de 'Manhattan'.

Creo que los retos del feminismo ante estas cuestiones son fundamentalmente tres. En primer lugar, educar en vez de prohibir: dar a los alumnos y a las alumnas las herramientas para poder pensar las obras de nuestra cultura con una mirada feminista. Pero no se trata de prohibir leer Lolita, sino de poder hacer una lectura crítica de ella. 

En segundo lugar, proponer en vez de prohibir: hacer políticas culturales en positivo desde nuestras instituciones. No creo que un ayuntamiento deba prohibir cantantes o suspender conciertos, sino, más bien, incluir entre sus propuestas a artistas que apuesten por hacer de la igualdad su bandera. Se trata, más que de censurar, de apostar por creadoras mujeres, tan condenadas desde siempre a la invisibilidad.

En último lugar, debatir en vez de prohibir: el feminismo tiene que representar y defender siempre la cultura del debate abierto y tranquilo. En estos tiempos en los que la política parece atascada en el enfrentamiento y en el que las redes sociales son el escenario de ataques y agresividad, necesitamos hablar y debatir con calma. ¿Por qué pedir que se deje de publicar a un director de cine o a un escritor machista en vez de discutirlo y quitarle la razón? Hoy más que nunca el feminismo tiene a su alcance mucho espacio para hablar y dialogar. Si sigue existiendo el machismo en nuestra sociedad, enfrentémoslo escribiendo artículos, argumentando en debates o rebatiéndolo en YouTube. Al machismo se le vence cuando se le convence. Defendamos siempre la libertad de expresión y el debate, que tenemos mucho que ganar. 

 

Continúa leyendo