Diario de Guerra Ucrania-Rusia: el relato de Valeria Babko

Valeria ha vivido desde el oeste de Ucrania el inicio de la guerra. Nos cuenta su experiencia.

"Hola, mi nombre es Valeria, soy de Kiev, Ucrania". Así empieza el testimonio en primera persona de Valeria Babko, ucraniana que como sus compatriotas y el resto del mundo, ha perdido la vida que conocía a raíz del inicio de la guerra con Rusia.

Nos cuenta: "estaba de vacaciones en Lviv, en el oeste de Ucrania, cuando recibí una llamada de una amiga, eran las 5 de la mañana. Me dijo que había empezado, realicé que me hablaba de la guerra porque este asunto ya estaba muy presente. Empecé a llamar a todos mis parientes y amigos para asegurarme de que estuvieran bien, a leer noticias… y es básicamente lo que he estado haciendo desde que empezó todo. Hablar, llamar… para asegurarme de que la gente que amo sigue viva". Cuando todo empezó, el pasado 24 de febrero, no se encontraba en Kiev: "mi novio y yo decidimos quedarnos en el oeste porque era más seguro aunque no hay ningún sitio seguro en Ucrania desde que Putin inició esta guerra. Hace un par de días, nos despertamos con el ruido de las explosiones y del cristal que tiembla en nuestro piso. Estaba asustada. Decidí igualmente quedarme en Ucrania, de alguna manera el pensamiento es aún más doloroso que el de estar bajo amenaza. He empezado a hacer voluntariado, preparamos materiales sobre lo que está ocurriendo en Ucrania, en mi trabajo, también coordino la acogida de refugiados, tomé cursos de primeros auxilios… he vuelto al trabajo porque he realizado que en cuanto ganemos la guerra, la economía de Ucrania estará muy debilitada. Es importante hacer voluntariado, luchar pero también pagar por lo que he vuelto al trabajo. Además, me considero una afortunada, no he perdido mi trabajo, muchas personas en Ucrania lo perdieron. Es devastador leer noticia sobre como gente está muriendo, niños, cómo se destruyen bienes, se violan a mujeres… es muy surrealista. A veces necesito un momento por la mañana para realizar lo que está ocurriendo de verdad. No es una pesadilla. No consigo entender cómo seguimos todos los mismos blogueros, luciendo las mismas marcas… es imposible. No entiendo cómo el 70% de rusos pueden apoyar esta guerra, cómo pueden quejarse de no poder hacer uso de Instagram o de ir a McDonald’s cuando niños en Mariúpol mueren de deshidratación. Pienso de verdad que es patético".

¿Una responsabilidad compartida?

Valerie explica, con cierta amargura, su punto de vista: "pienso que todos los rusos son responsables de esta guerra porque los tiempos en los que Ucrania eligen la libertad, Rusia elige el esclavismo. Demuestra que no somos hermanos, no lo hemos sido y nunca lo seremos. Nunca olvidaré a los rusos como nación, sigo teniendo parientes en lugares peligrosos e ignoro cada día si están vivos. Solo pienso que después de todo lo que pasó, no voy a ser capaz de perdonar ni olvidar. Y creo de hecho que no deberíamos olvidar.

Al mismo tiempo, los ucranianos nunca han estado tan unidos como ahora, el mundo entero está unido. Es lo que Putin consiguió, alzar el mundo en contra suya y es bueno. Creo que la única opción es ganar, porque mientras Putin esté vivo, nunca dejará Ucrania en paz, la única opción es ganar, y derrotarlo. Cuando hablo con mis amigos y parientes, ninguno duda de que vayamos a ganar, ninguno está dispuesto a renunciar. Creo que no es tanto quien eligió el camino equivocado, es Putin quien eligió el país equivocado para conquistar".

Continúa leyendo