¿Cómo sería el protocolo de la Casa Blanca con Hillary Clinton como presidenta?

Descubre cómo afectaría a la organización actual el que una mujer fuera presidenta.

Hillary Clinton en un mitin en Ohio
Hillary Clinton en un mitin en Ohio/ Getty Images.

Las elecciones americanas están al caer y el resultado puede ser histórico, ya que por primera vez una mujer podría llegar a ser presidenta de los Estados Unidos. Además de la evidente importancia política, si Hillary Clinton gana las elecciones se planteará un gran desafío para los profesionales del protocolo: ¿qué papel jugará el marido de la señora presidenta?

La simple elección del nombre del cargo que ocuparía Bill Clinton ya está levantando polémica. Siempre ha habido Primera Dama, pero si una mujer es presidenta ¿habrá entonces Primer Caballero? ¿Primer Esposo? El propio Clinton ha bromeado con el tema, sugiriendo el título de “Primer Tipo” (“First Dude” en inglés). Es probable que no llegue a utilizar ninguno de estos títulos ya que en Clinton se juntarían dos hechos únicos: el primer hombre que desempeña la función de consorte de la presidenta de Estados Unidos, pero también el primer ex presidente del país que vuelve a la Casa Blanca, ahora como consorte. Según el protocolo norteamericano, los ex presidentes conservan durante toda su vida el título de Presidente. Así que lo más seguro es que si Hillary gana las elecciones, nos sigamos refiriendo a Bill Clinton como “señor Presidente”. 

Otra duda es desde dónde trabajaría Bill Clinton. Las oficinas del presidente están ubicadas en la West Wing de la Casa Blanca (los expertos hablan de la cabeza del edificio) mientras que las de la primera dama quedan relegadas a la East Wing (el corazón de la residencia presidencial). ¿Mantendría el señor Clinton este esquema? Como curiosidad, cuando Hillary Clinton llegó a la Casa Blanca como primera dama, mudó sus oficinas a la West Wing para estar más cerca del núcleo de poder.

El matrimonio Clinton en un mitin en Nevada
El matrimonio Clinton en un mitin en Nevada/ Getty Images.

El papel tradicional de primera dama no está descrito oficialmente pero sí tiene una tradición muy arraigada y unas funciones protocolarias importantes. Bill Clinton sería el encargado de re decorar la Casa Blanca y adaptarla a sus gustos personales. También tendría que seleccionar vajilla y menús para cenas de Estado y, junto al jefe de protocolo, decidir sobre las listas de invitados y el seating plan. Jugaría el papel de “perfecto anfitrión” para los consortes (en su mayoría mujeres) de los líderes que visiten EEUU. Además, estaría en sus manos el elegir los regalos oficiales con los que se obsequia a los dignatarios extranjeros. Cuando el presidente de los Estados Unidos viaja a un país en visita oficial, lo suele hacer acompañado de su esposa. La primera dama, acompañada por la esposa del jefe de estado del país anfitrión, tiene una agenda de visitas de carácter social y cultural, muy alejada de la política.

Por supuesto, no habría problema en que Bill Clinton, en su función de consorte de la presidenta, desarrollara estas actividades. Pero sí existen funciones protocolarias de la primera dama que tendrían que cambiar si un hombre ocupara ese puesto. Por ejemplo, la primera dama se sienta a la mesa junto al invitado de honor mientras que el presidente lo hace junto a la esposa del invitado de honor. Si la primera dama fuera un caballero, entonces tendríamos dos hombres sentados juntos en una mesa oficial, situación que no es la ideal según el protocolo.

Al igual que todas las primeras damas americanas, tendría Bill Clinton que elegir su “causa” como consorte de la presidenta. Laura Bush eligió la alfabetización y Michelle Obama hizo de la alimentación sana su causa. ¿Qué elegiría el señor Clinton?

Si Hillary Clinton llega a la Casa Blanca, esta vez como presidenta de los Estados Unidos, los jefes de protocolo tienen por delante el reto de adaptar el rol de primera dama sin romper su esencia protocolaria.

Nuestra experta en protocolo

Nuestra experta en protocolo

Marina Fernández es licenciada en Políticas y Relaciones Internacionales por London School of Economics. Directora de RRII de Grupo Escuela Internacional de Protocolo, diseñadora de eventos y experta en protocolo internacional, social e imagen.

Cada semana, Marina nos desvelará las claves del protocolo. Mándanos tus dudas. @MarinaEIP

Etiquetas: feminismo, hillary clinton

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS