El Vicepresidente Mike Pence predice el fin del aborto en los Estados Unidos

El vicepresidente estadounidense auguró el fin de la práctica legal del aborto "en nuestra era", en el marco de una organización antiabortista celebrada en Nashville.

Pence aborto

Argentina, Polonia, Marruecos… Son algunos de los países que actualmente no permiten a cualquier mujer ejercer su derecho básico de interrumpir su embarazo por decisión propia. Aunque la despenalización sea cada vez más importante (Chile fue uno de los últimos países en hacerlo el pasado mes de agosto), los prejuicios y hábitos ligados a la cultura siguen siendo muy potentes en algunos países. Estados Unidos podría sumarse a la lista de los estados que no permiten el aborto. La mano derecha del presidente estadounidense Donald Trump, anunció en el marco de una organización "provida" celebrada en el conservador estado de Tennessee que auguraba el fin de su práctica en el país.

"Si todos hacemos todo lo que está en nuestras manos, podemos restituir, otra vez y en nuestro tiempo, la santidad de la vida en la ley estadounidense", según comentó Mike Pence, Vicepresidente de los Estados Unidos. Esta declaración cuestiona  la ley de 1973 que permite a cualquier mujer abortar libremente.Pence afirmó que esta nueva generación será la que "restaurará la vida en Estados Unidos". El país, profundamente fisurado, ha vivido en los últimos años numerosos enfrentamientos por el tema que afecta cada sector de la sociedad.

La toma de posición Gobierno sobre el tema social no es ninguna sorpresa. En 2017, el presidente Donald Trump firmó una orden que prohibía la financiación de grupos pro aborto en el extranjero. En marzo, eliminó a su vez una normativa que obligaba a todos los estados a financiar clínicas abortivas y a las empresas hacerse cargo de los anticonceptivos de sus empleados en el marco de su seguro. Iniciativas que pretenden acabar con las políticas de libertad propuestas por Barack Obama y fomentar la relación entre los grupos religiosos y el estado. El presidente estadounidense, en consonancia con las palabras de Mike Pence, creó un grupo dentro de su propio Gobierno para defender a los médicos que por motivos religiosos no desean practicar el aborto. ¿El fin de un derecho básico para las mujeres?

CONTINÚA LEYENDO