Hillary Clinton: ¿es esta la mujer que espera el mundo?

Acaba de romper un gran techo de cristal. Se presenta oficialmente como la primera mujer en la historia que opta a la Presidencia de Estados Unidos, un país donde no hace mucho (en 1990) las congresistas estaban obligadas a llevar falda. Te contamos por qué Hillary es mucho más que “la Lady Macbeth de Little Rock”.

Hillary Clinton: ¿es esta la mujer que espera el mundo?

Ella se presenta como una mujer normal… sin embargo, poco tiene de habitual una de las 100 abogadas más influyentes de Estados Unidos, que consiguió llevar a su marido a la Casa Blanca bajo una campaña de “dos por el precio de uno” y que se tragó su orgullo al tiempo que Mónica Lewinsky exhibía las manchas de semen de su vestido.

Hillary Clinton tiene muchos claroscuros. No gusta a la prensa, es orgullosa: “No soy estúpida. Sé que debería hacer más por complacer a la prensa. Sé que confundo a la gente cuando cambio de peinado. Sé que debería aparentar que no tengo opiniones, pero no lo haré. Estoy acostumbrada a ganar y pretendo hacerlo siguiendo mí”, ha declarado. Y la prensa no perdona: la fotografía haciéndose las mechas (a 600 dólares) en el exclusivo salón de John Barrett o parodia su discurso sobe “las desigualdades” mientras luce la última chaqueta de tweed de Giorgio Armani (valorada en 12.000 euros). Incluso su propio contrincante Donald Trump ha declarado: “Mi temperamento es más duro, pero más amable que el de ella".

Tampoco gusta a las feministas. ¿Qué harías tú ante una infidelidad? La respuesta en sí es complicada, mas si eres Primera Dama. Sin embargo, pocas le perdonan haber presentado a Mónica Lewinsky como la “mala de la película”.

Hillary Clinton: mujer sexagenaria, blanca busca... Casa Blanca

Los demócratas puros tampoco la ven con buenos ojos. Por si no lo sabías Hillary Clinton empezó su carrera política en el mando republicano (llegó a ser presidenta de las Juventudes Republicanas de Wellesley College), pero se cambió de partido –según argumenta- por su mayor compromiso por las causas sociales. Sin embargo, tampoco encaja en el perfil pacifista, al contrario: deja la rama de olivo por el Kalashnikov con mucha rapidez en temas de política exterior. No olvidemos aquella foto junto a Obama y la plana mayor del Ejército el día de la ejecución de Bin Laden, mientras que la fundación que emprendió junto a su marido recibe cantidades millonarias de la mismísima Arabia Saudí.

hillary clinton

La edad también juega en su contra. Tiene 69 años, pero es la misma edad que tenía Reagan cuando fue elegido presidente. Ya han pasado 20 años desde que fue Primera Dama y, ahora, los jóvenes de 30 años no la conocen o la recuerdan por otras cosas. Y eso que Hillary ha intentado atraer su voto con la compañía de celebs como Amy Schumer, Lena Dunham o Katy Perry.

Está claro que no gusta… pero es la mejor noticia para todos aquellos que la critican desde hace mucho tiempo. Recordemos que en Estados Unidos las mujeres no pudieron votar hasta 1920 y que, ahora mismo, en su senado solo alcanzan el 20%.

“No hay límites para nadie”, ha declarado Hillary Clinton el pasado martes tras conseguir los apoyos suficientes para presentarse a la Casa Blanca. Una mujer sexagenaria, que le da igual cómo se viste, engañada por su marido, criticada por todos… es la prueba viviente. O como ha dicho la crítica Camille Paglia (“la feminista que odian las feministas”, para muchos), Hillary nos gusta porque “es un poco zorra”.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS