La piloto de motociclismo Elena Myers denuncia que sufrió abusos sexuales

La estadounidense era una de las jóvenes promesas del motociclismo en Estados Unidos y colgó el casco sin previo aviso. Ahora ha desvelado los motivos.

La piloto de motociclismo Elena Myers denuncia que sufrió abusos sexuales
Instagram @elenamyers21.

En un entorno tan masculino (y machista) como el del mundo del motor, en el que la mujeres se siguen viendo todavía por algunos como un cuerpo cosificado como un objeto, que una mujer llegue a lo más alto en los campeonatos de motociclismo es algo (casi) histórico. Es por ello que cuando la piloto estadounidense Elena Myers anunció que dejaba de competir a finales de 2015, nadie lo entendió.

Y es que Myers se había convertido en una de las promesas del motociclismo (no solo femenino) en Estados Unidos. Con solo dieciséis años había hecho historia al ganar una carrera mixta compitiendo con otros pilotos de mayor nivel. Un año después de aquello, se subió a una MotoGP en el circuito de Indianápolis (la Suzuki con la que ese año competía el piloto español Álvaro Bautista) y se convirtió en una de las primeras mujeres de la historia en pilotar una de estas motos. En 2015 comenzó a competir en MotoAmerica, el campeonato de motociclismo nacional estadounidense, y finalizó el año en quinta posición. Por eso, cuando anunció su retirada de las pistas, sorprendió a propios y extraños.

First time ever riding a superbike in March, 2016 aboard the @mcgrawpowersports GSXR1000. Does my 2" wheelie count for my #wheeliewednesday submission? 😝

Una publicación compartida de Elena Myers Court (@elenamyers21) el

Ahora, más de un año después de tomar aquella decisión que en su momento clasificó como necesaria "para pagar facturas" ha desvelado en una publicación estadounidense qué fue lo que realmente le llevó a tomar esa decisión: una agresión sexual que sufrió a manos de un masajista. Ha sido en la revista Philadelphia Magazine en la que Elena Myers se ha sincerado, contando una de las experiencias más aterradoras de su vida. Todo pasó en 2014, cuando la piloto acudió al spa de un hotel a que la vieran los expertos en fisioterapia del centro tras una caída para tratar la hinchazón en la rodilla y dolor de espalda que le había provocado.

Le tocó ser atendida por Jeremo McNeill, un experto que solo unos meses antes ya había sido acusado de ‘asalto indecente’ por otra clienta, como después se ha sabido, y sobre el que pesa la acusación de una tercera mujer por algo similar; de hecho, según publica también Philadelphia Magazine, este hombre había sido acusado de violar tres veces a una niña de 12 años en 2007, aunque fue absuelto en el juicio. Pese a todo, el centro no había tenido ningún problema en incorporarlo a su equipo, y por supuesto las clientas del hotel desconocían toda esta información.

"Me he dado cientos de masajes a lo largo de mi vida y nada remotamente similar me había ocurrido antes. Me quedé en shock. Él era mucho más grande que yo y no quería que fuera a más. Fue terrorífico", cuenta la piloto en su relato, en el que también afirma que McNeill comenzó a realizar tocamientos inapropiados en sus genitales por encima de su ropa interior y a apretar sus nalgas. Ella se quedó tan paralizada que no recuerda ni cuánto tiempo duró, aunque nada más recuperarse, presentó una queja, y lo único que recibió por parte del hotel fue un "lamentamos que no haya quedado contenta con el servicio".

#21 ready for Q2

Una publicación compartida de Elena Myers Court (@elenamyers21) el

"Pensé en ir a la policía, pero no quería pasar por eso (volver a ver a su asaltante). Quería seguir adelante y olvidarlo", afirma en la entrevista, aunque luego segura que ese fue el peor error, el no denunciarlo, ya que la sensación del culpa le ha acompañado a lo largo de todo este tiempo. Y no solo eso, también le ha condicionado a nivel psíquico, ya que el episodio le ha hecho tener trastornos de ansiedad, pesadillas y miedo. Y, obviamente, en ese estado no podía conducir una moto a 300 kilómetro por hora en un circuito.

"No lo hago por dinero", afirma la piloto estadounidense en la entrevista cuando le preguntan el motivo por que ahora se ha decidido a hablar, "se trata de lanzar un mensaje ahí fuera. Conseguir que otras víctimas salgan".

Y es que el silencio en estos casos, no hace más que proteger al agresor; si te sucede, o te ha sucedido, algo similar a los de Elena Myers, no lo dudes: denuncia.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS