La tenista Alizé Cornet, víctima de una regla sexista en el torneo del US Open

La deportista recibió una sanción por haberse quitado la camiseta en el court al darse cuenta de que la llevaba del revés, cuando sus compañeros no recibían ninguna. El torneo le pidió perdón.

Sexismo tenis

Un nuevo capítulo de sexismo ha venido a azotar el mundo del deporte. En el marco del torneo de tenis del US Open, la deportista francesa Alizé Cornet recibió un aviso por quitarse la camiseta durante su partido contra la sueca Johanna –Larsson. La tenista de 28 años se dio cuenta de su “fallo” tras un pequeño descanso de 10 minutos, dejado a las jugadoras debido a las altas temperaturas (más de 40 grados en la ciudad donde se disputó el partido, Nueva York).

La tenista cambió rápidamente su camiseta al darse cuenta de que se la había puesto del revés, lo que permitió vislumbrar apenas unos segundos su sujetados deportivo negro y rojo. Un capitulo anodino que sin embargo provocó la interrupción repentina del partido: el árbitro Christian Rask recordó la regla número 31 que recoge una violación del código de conducta antideportiva: está prohibido desnudarse en el marco de un partido. Una regla que sin embargo no se aplica a los hombres, ya que no son pocas las veces que atletas como Novak Djokovich o Rafael Nadal se quitan la camiseta, siguiendo la “regla del calor” que estipula que los jugadores pueden tomar un descanso después del segundo set, para las mujeres, y tercer set, para los hombres. Prueba evidente de una desigualdad latente.

Sexismo tenis
Getty Images

La tenista quedó sorprendida e irritada ante la sanción que sin embargo no consiguió anular. Ante el revuelo provocado por el incidente, la Asociación de Tenis Femenino comentó que la sanción se dio por error, mientras que la Asociación de Tenis de Estados Unidos, responsable del Open de Estados Unidos, expresó "arrepentimiento" por la decisión. El US Open afirmó en un comunicado: “Rechazamos el apercibimiento impuesto a Mrs. Cornet. Hemos clarificado nuestra política para que esto no vuelva a ocurrir de ahora en adelante. Las jugadoras, si así lo desean, podrán cambiarse las camisetas en una localización más privada, cerca de la pista”.

La USTA emitió una declaración expresando que lamentaba haber dictado la sanción y confirmó que Cornet no recibiría ningún tipo de castigo. La tenista aceptó las disculpas, sin conseguir acallar la polémica. Numerosas deportistas tomaron su partido. Fue el caso de la ex número 1 Victoria Azarenka: “Si dijera lo que realmente pienso, estaría censurado, porque ha sido ridículo. No hizo nada malo, no había nada irrespetuoso. Espero que no vuelva a pasar”.

El incidente relanzó la polémica sobre el sexismo en el mundo del deporte, apenas unos días después de que el torneo francés de Roland Garros impusiera nuevas normas de vestuario que afectan esencialmente el “catsuit” que lució la estadounidense Serena Williams en su penúltimo partido. El presidente de la Federación francesa de tenis Bernard Giudicelli se mostró claramente en contra del conjunto lucido por la tenista, negro ceñido con un cinturón rosa, declarando que habían ido “demasiado lejos”.

CONTINÚA LEYENDO