La única rapera de Yemen

En sus letras, Amani Yahya habla sobre la situación de la mujer en su país de orígen y en el mundo árabe jugándose la vida

Amani Yahya
Amani Yahya

Hacer rap en ciertos lugares del mundo va más allá de cultivar un estilo musical. Amani Yahya, la primera rapera yemení, se juega la vida con sus rimas sobre los abusos a las mujeres, sus derechos, el matrimonio infantil y otros temas sensibles en el mundo árabe.

Solo tiene 22 años, pero su compromiso con la libertad ya la ha hecho víctima de amenazas. Amani empezó a rapear cuando era niña. Solo cuando su familia tuvo que huir de la guerra civil en Yemen y mudarse a Arabia Saudí se planteó la música como una carrera.

Ahora la invitan a festivales internacionales, como el Liverpool Arab Arts festival al que no pudo ir. “Me hubiera gustado poder haber ido”, dijo recientemente en una entrevista al diario inglés The Guardian, “asistir a ese festival significaba un poco de esperanza, la oportunidad de conocer a gente que hace lo mismo que yo. Me dijeron que la invitación al festival no estaba sellada pero creo que lo que pasa en realidad es que me denegaron el visado porque que la mayoría de ciudadanos yemeníes que entran en el Reino Unido lo hacen para pedir asilo”.

Mientras, en su Yemen natal, sus actuaciones provocan reacciones hostiles. Aún así, la joven Yahya continúa con su proyecto de cambiar mentalidades a través de su música.  

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS