Las pecas de una modelo de Zara provocan un revuelo (y te dejará a cuadros)

La joya de la corona Inditex ha vuelto a generar la polémica por dar protagonismo en su última campaña a una modelo asiática con pecas, no representativa de los estereotipos tradicionales según varios detractores...

Zara

La estrella de la familia Inditex, Zara, ha vuelto a acaparar toda la atención por una razón de lo más sorprendente. Apenas un mes después de haber renovado su imagen con un logo más sofisticado, Zara ha lanzado una nueva campaña para promocionar su línea de belleza, recién estrenada.

Como protagonista de sus novedades ha elegido a la modelo china Li Jingwen (Jing Wen por su nombre profesional) , conocida por haber desfilado para numerosos creadores como Dior, Chloé o Louis Vuitton. ¿El motivo de la polémica? Sus pecas, considerados por algunos como nulamente representativas de la belleza tradicional asiática. Sí, como lo lees.

Zara

La modelo de 25 años, quien comentó hace unos años que había sufrido a lo largo de su infancia y adolescencia por sus pecas, burladas por sus compañeros, antes de finalmente aprender a amarlas, es la nueva imagen de labiales de la firma, quien ha apostado recientemente por ampliar su abanico de propuestas estilísticas, aprovechando su gran calado a nivel internacional.

Numerosos usuarios lamentaron que las fotografías de la modelo no hayan sido retocadas, tal y como lo suelen hacer en algunos desfiles en los que llegan a desaparecer por completo bajo el maquillaje. Una crítica de lo más sorprendente que va en contra del movimiento de body positive que precisamente aboga por la belleza natural.

Numerosos usuarios denunciaron en este sentido la imagen distorsionada de las mujeres asiáticas reflejada a través de esta campaña, nefasta a su juicio para la percepción de la belleza tradicional asiática. Fueron aún así muy numerosos los que apoyaron la iniciativa de Inditex. Según recalca el diario The New York Times, un redactor de la publicación China Daily acusó a los detractores de tener un "exceso de sensibilidad".

Ante el revuelo provocado, Zara precisó que no tuvo en ningún momento la intención de herir o faltar al respeto a los asiáticos con la campaña, añadiendo que está destinada al mercado internacional y que no ha sido retocada en absoluto. La modelo por su parte no ha reaccionado hasta la fecha.

¿Racismo?

No es la primera vez que el mundo de la moda se enfrenta a acusaciones racistas. La casa de Alta Costura italiana Dolce & Gabbana había recibido a su vez numerosas denuncias por vídeos promocionales de su desfile, en los que se podía apreciar a una mujer asiática intentando comer un plato italiano sin éxito. La polémica llegó a tal nivel que la firma tuvo que cancelar el show.

El drama se sumó a la publicación de comentarios presuntamente enviados por el mismísimo Stefano Gabbaba en los que tachaba a China de "país de mierda". D&G afirmó que la cuenta había sido hackeada, en vano.

¿Zara se tendrá que enfrentar al mismo destino? Lo que sí queda claro es que la firma no dejará de dar que hablar.

 

CONTINÚA LEYENDO