Las Spiced Girls bajo el punto de mira

Las camisetas solidarias que lanzaron junto a Comic Relief se estarían produciendo bajo condiciones infrahumanas en la India.

@spicegirls

Este año será el año en el que las Spice Girls (con permiso de Victoria Beckham) se reúnan. La venta de entradas para su gira rompió los récords de Ticketmaster en Reino Unido, y tuvieron que añadir varias fechas extra para satisfacer a todos sus fans. Al mismo tiempo, anunciaron una campaña de camisetas para recaudar fondos para el programa 'Power Up" Justice' de Comic Relief.

La camiseta llevaba por lema #IWannabeASpiceGirl y el 100% los beneficios de su venta estaban destinados al programa de 'Justicia de Género de Comic Relief', establecido para "defender la igualdad para mujeres y niñas". Los temas que abordaba el programa incluía la violencia contra las mujeres, la discriminación contra las mujeres BME, la brecha salarial de género y el número limitado de mujeres en el liderazgo.

Hasta aquí todo bien.

El problema ha surgido cuando ha saltado la noticia de que dichas camisetas se han realizado en una fábrica en Bangladesh donde las mujeres ganan el equivalente a 0,40 céntimos de euro, además de haber denunciado abusos verbales durante jornadas laborales de hasta 16 horas, según informa The Guardian.

El dinero recaudado de las ventas de las camisetas de 22 euros iba destinado al fondo de Comic Relief para ayudar a "promover la igualdad para las mujeres". La organización benéfica recibiría unos 13 euros  por cada una de las camisetas, que fueron encargadas y diseñadas por las Spice, pero, según ellos mismos han comunicado, aún no han recibido ninguna cantidad de dinero.

Gtres

Al anunciar la colaboración, las Spice Girls dijeron que la causa era importante para ellas porque "la igualdad y el movimiento del poder de las personas siempre han estado en el corazón del grupo".

Pero, todo parece indicar que las camisetas fueron hechas por trabajadores que ganan mucho menos que un salario digno.

El portavoz de las Spice Girls se ha pronunciado al respecto diciendo que está "profundamente conmocionado y horrorizado" y que personalmente financiaría una investigación sobre las condiciones de trabajo de la fábrica. Comic Relief también expresaron su malestar diciendo que se encontraban "conmocionados y preocupados" ante las investigaciones de The Guardian.

Ambos, tanto las Spice Girls como los responsables de Comic Relief, aseguraron que habían verificado las credenciales de abastecimiento ético de Represent, el minorista encargado por las Spice Girls para hacer las camisetas, pero que posteriormente había cambiado de fabricante sin su conocimiento. Represent declaró que asumían la "plena responsabilidad" y que reembolsaría a los clientes el importe de las camisetas si estos lo solicitaban. Las Spiced Girls han declarado que Represent debería donar todas las ganancias de la producción a "campañas con la intención de poner fin a tales injusticias".

Aunque parece que esta vez todo se va a arreglar, estos datos arrojan luz sobre el problema real que existe en la producción de ropa y complementos en muchos países subdesarrollados donde muchas veces no se garantizan las condiciones mínimas de los trabajadores.

CONTINÚA LEYENDO