Las tallas del low cost, a debate

Dos jóvenes británicos se convierten en viral al denunciar falsos tallajes.

Ruth Clemens decidió quejarse sobre el mal tallaje de los pantalones / Facebook
Ruth Clemens decidió quejarse sobre el mal tallaje de los pantalones / Facebook

Ir de compras puede ser un verdadero placer o toda una pesadilla. Todas tenemos en nuestra memoria, o en la de nuestros amigos, una mala experiencia dentro de un probador. Esos espacios estrechos, muchas veces con una iluminación incorrecta, hacen que una tarea tan sencilla como comprar ropa se convierta en todo un suplicio. Pero no son los únicos.

El otro gran enemigo de toda shopper son los malos tallajes. Eso mismo acaba de denunciar Ruth Clemens, una joven británica que visitó una tienda de H&M para comprarse un pantalón, una tarea sencilla que se convirtió en toda una frustración. Como siempre, eligió unos de la talla 44, la que siempre usa.

Sin embargo, a la hora de abrochárselos se dio cuenta de que algo no andaba bien, y es que los extremos del pantalón no estaban ni cerca. La joven, lejos de comenzar a cuestionarse sobre si había engordado, decidió contactar con la marca y después contar su experiencia en las redes sociales sobre el tamaño “tan poco realista” de la marca.

Pronto su pequeña queja pública se hizo viral, y ya ha conseguido más de 77 mil “Me gusta” y más de 8 mil comentarios. “Como seguro que ya saben, la talla 16 (44 en España) es la más grande que venden (fuera de la sección de ‘Tallas grandes’), lo que está muy limitado para una tienda y no ofrece la misma gama de moda que está disponible para tallas más pequeñas”, escribió Clemens.

George decidió quejarse sobre el mal tallaje de los pantalones / Facebook
George decidió quejarse sobre el mal tallaje de los pantalones / Facebook

Este caso no es el único que se ha viralizado en las últimas semanas. Aunque se trata de algo diferente, pues es un tema de longitud en vez de contorno. El también británico George Riggall, aprovechó las redes sociales para lanzar una queja por el mal tallaje de sus nuevos pantalones de ASOS, que compró online.

Y es que lejos de tener un largo que podríamos considerar normal, le llegaron unos pantalones absurdamente largos. Su comentario, lejos de generar la obvia indignación del caso de Ruth, fue respondido con bastantes bromas de otros usuarios de Twitter así como de otros compradores de ASOS que habían recibido pantalones igual de largos.

Dos casos diferentes pero similares que hacen que muchos se pregunten sobre si las marcas realmente son conscientes del daño que pueden hacer al tallar mal sus productos.

Etiquetas: pantalones

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS