Leticia Dolera, acusada de despedir a una actriz... por su embarazo

La directora ha decidido prescindir en el último momento de la actriz Aina Clotet como protagonista de su nueva serie por estar embarazada. No podría realizar, según sus dichos, algunas escenas eróticas planeadas.

Leticia Dolera
Leticia Dolera / Getty Images

¿Discriminación o elección artística? Esta es la pregunta central de un polémico caso que se ha hecho viral en los últimos días. La directora Leticia Dolera está en medio de la preparación de su nueva serie, Déjate llevar, centrada en la vida de diferentes mujeres que atraviesan una crisis sexual. La artista había elegido a la actriz Aina Clotet para interpretar a una de sus tres protagonistas, Cristina, antes de finalmente retractarse. ¿La razón? Clotet está embaraza de su segundo hijo. La directora decidió romper el acuerdo ante las complicaciones e "incompatibilidades con el papel", eligiendo a Celia Freijeiro para sustituir a la actriz.

Ante esta situación que considera injusta y denigrante, la actriz publicó un largo comunicado en Twitter en el que explica: "Durante los últimos meses, muchos periodistas han contactado conmigo para conocer el motivo por el cual la serie Déjate llevar, creada, dirigida y protagonizada por Leticia Dolera, había decidido sustituirme y si eso tenía alguna relación con mi embarazo. A pesar de la insistencia de varios medios, siempre he tenido claro que no quería hacer ninguna declaración. En primer lugar, porque la situación me había causado mucho estrés y quería proteger mi estado gestacional. En segundo lugar, porque no quería que mis posibles declaraciones se percibiesen como un ataque a Leticia ni al proyecto. Y en tercer lugar, porque quería canalizar esta dura experiencia en buscar soluciones para evitar que las actrices embarazadas puedan sufrir la desprotección legal en la que yo me he encontrado".

Letidia Dolera
Aina Clotet / Getty Images

Antes de añadir:

"En mi anterior embarazo tuve que renunciar a proyectos profesionales porque, en esa ocasión, coincidían con un momento muy avanzado de mi gestación por lo que ni me planteé poder participar en ellos. Pero esta vez, empezaba a rodar estando de poco más de 3 meses y medio (no entre 4 o 6 meses, como se ha publicado), por lo que entendí que, con una planificación adaptada, podría rodar la mayoría de mis escenas antes de que mi embarazo fuese perceptible. Si llegado el momento en que mi embarazo fuese visible, quedaran escenas pendientes de rodar, entendía que se podría recurrir a cualquiera de las técnicas que utilizamos de forma habitual en estas circunstancias, como adaptar el vestuario, ajustar planos de cámara, sugerir que el personaje, que ya es madre de dos niñas, no necesita tener un vientre completamente plano, usar dobles de desnudo puntuales, etc. Y así lo propuse.

La actriz recalca que intentó negociar y quedó soprendida y decepcionada ante la despreocupación: "Asumí que la producción de una serie marcadamente feminista y que plantea la dificultad de ser mujer y madre en esta sociedad, consideraría todas las opciones para no excluirme solo por estar embarazada. Dos días después de comunicar la noticia, la directora me informa telefónicamente que no cree que puedan contar conmigo porque hay un problema con la póliza del seguro, que establece un coste altísimo para cubrir cualquier problema derivado del embarazo y que además ven complicado cambiar el plan de rodaje."

Remató explicando: "Creo, fervientemente, que ninguna mujer debería verse en la necesidad de ocultar algo así para proteger su carrera profesional y siento que es compromiso de todas y todos luchar por una sociedad justa y equitativa, que no reduzca las oportunidades de las mujeres en momentos tan cruciales como el embarazo o la maternidad".

Ante la situación, numerosos usuarios, entre ellos famosos reaccionaron en redes sociales. Entre ellos, la actriz Toni Acosta quien decidió tomar partido por la actriz.

La reacción de Leticia Dolera

Leticia Dolera
Leticia Dolera / Getty Images

Ante la reacción masiva en redes sociales, la directora se justificó a su vez sobre la situación: 

"Estuve dos meses haciendo pruebas de reparto. Me costó encontrar a una actriz que me gustara tanto. Le comunicamos a Aina que le dábamos el personaje y a los pocos días nos dijo que estaba embarazada, lo cual es un motivo de alegría. Pero esto sucedió en junio y el rodaje se prolongaba hasta finales de noviembre, lo que imposibilitaba que una actriz embarazada de cinco o seis meses interpretara a este personaje en concreto, uno que redescubre su sexualidad y tiene muchas secuencias de sexo".

CONTINÚA LEYENDO