Llega al cine 'Faith', la primera heroína curvy que rompe estereotipos

Valiente, con un físico que no cumple los cánones impuestos de belleza y con poderes telequinéticos promete ser la superheroína que cambie la industria.

curvy
Fotograma de Faith Herbert/Kevin Wada para Valiant Entertainment

Parece que la industria cinematográfica está cambiando. Y los cambios dicen, siempre son a mejor. La historia está evolucionando y los personajes de las adaptaciones a la gran pantalla comienzan a ser diversos. El hombre de tez blanca y rubio ya no funciona tanto como antes en las películas y la crítica (y las taquillas) agradecen la diversidad. Pero no solo ellos, muestra de que las cosas se están haciendo mejor son los adeptos que estas nuevas producciones están cosechando. Solo hay que echar la vista atrás.

Dos claros ejemplos han sido Black Panther y Wonder Woman que han arrasado en los cines y... ¡Sorpresa! El protagonista de la primera es un superhéroe negro que recaudó 1.000 millones de dólares en tres semanas y la segunda es una superheroína feminista que rompe con la trama tradicional que ponía de manifiesto que las mujeres no pueden salvarse por sí mismas. Marvel se ha subido al carro de la diversidad y se ha dado cuenta de que genera beneficios. El portal de noticias Deadline afirma que Sony Pictures ha decidido llevar a la gran pantalla a Feith (Valiant Comics), la primera heroína XL que debutará en los cines.

También te puede interesar:

¿La novedad, además de la talla? Que la protagonista vive con su cuerpo de manera normal. Es decir, el hecho de que no cumpla con los cánones de belleza de la industria (piernas torneadas, cintura estrecha y pechos grandes) no le impide hacer absolutamente nada en su vida cotidiana. Es más, la trama no trata sobre el peso de la protagonsita ni mucho menos se hacen bromas sobre él, lo que se traduce en un claro avance ya que normalmente, los personajes gordos en la ficción hacen de esa característica física su principal atributo. Sin embargo, Faith no. Sus poderes no tienen nada que ver con el peso ni utiliza la fuerza para vencer a sus oponenetes, sino que su principal poder es la telequinesis. Además, es una mujer millennial que trabaja para un medio digital y en su tiempo libre vuela por ahí con un traje azul y blanco convirtiéndose en su 'alter ego' Zephyr y haciendo justicia por las calles de su ciudad.

Faith fue creada en 1992 por por Jim Shooter y Joshua Dysart formando parte de la serie Harbinger. Pero hace dos años Valiant Enterteinment se lanzó a contar su historia transformándola en protagonista cosechando muy buenas críticas, incluso fue calificada en 2016 como uno de los mejores cómics del año en Amazon.

X
riginal fue creado en 1992 por Jim Shooter y Joshua Dysart como parte de la serie Harbinger. Pero en 2016 Valiant apostaba por contar su historia cediéndole todo el protagonismo con su propia serie, Faith, con Jody Houser (que ha escrito también Orphan Black) a cargo de contar la historia y Francis Portela y Marguerite Sauvage, de dibujarla. Cosecha buenas críticas desde entonces, apareció en las listas de mejores cómics del año 2016 de medios como Vulture o Vox y Amazon.

Pero Feith no es solamente un hito por su peso. Lo es también por pertenecer a estas producciones que esconden un trasfondo feministas detrás. Ya nos pasó con Gal Gadot en Wonder Woman con la que descubrimos que una heróina puede ser completamente independiente y que puede prescindir de un hombre a su lado que la salve sin necesidad de hacer un drama por ello. Faith tiene este trasfondo en su personaje, pero además, con ella se da un paso más allá. Tradicionalmente las heroínas han sido mujeres creadas a partir del arquetipo masculino (y siempre -o casi- en segundo plano) sin responder a las características reales del género. Esta necesidad de visibilización responde al gusto del público por sentirse representado en la pantalla. No todos somos iguales y romper con las ideas preconcebidas sobre cómo debe lucir alguien también es función de la industria del cine.

Sin duda, Faith es un paso de gigantes por la diversidad. Porque para ser una superheroína (y lo que quieras en la vida) la talla es lo de menos.

CONTINÚA LEYENDO